Facebook Twitter RSS Reset

Anibal F: señalado como“autor ideológico” del Triple Crimen

Anibal F: señalado como“autor ideológico” del Triple Crimen

#LaMorsaEsAnibal: Señalaron a Aníbal F. como “autor ideológico” del Triple Crimen

Este domingo (2/8) el periodista Jorge Lanata presentó un informe en su programa Periodismo Para Todos que involucra al jefe de Gabinete y precandidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, en el denominado Triple Crimen de la efedrina de 2008. Dos testimonios señalaron a Fernández como el “autor ideológico” del asesinato de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón. El precandidato a gobernador denunció a Lanata de querer extorsionarlo, mostró un presunto email de la producción de PPT y conversaciones de chat. Todo fue desmentido por el periodista. En las redes sociales la repercusión trascendió a nuestro país y el hashtag #LaMorsaEsAnibal se convirtió en Trending Topic mundial.

Demoledor informe en el programa Periodismo Para Todos de Jorge Lanata, anoche (2/8) sobre el rol del jefe de Gabinete y precandidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández en el denominado Triple Crimen de la efedrina ocurrido en 2008. El funcionario acusó a la producción del ciclo periodístico de intentar extorsionarlo mediante email y vía chat, pero Lanata desmintió todo anoche al mostrar que el correo electrónico que mostró Aníbal contenía errores groseros.

Sobre el material presentado anoche, lo principal fueron los testimonios de Martín Lanatta, expolicía condenado a prisión perpetua por “privación ilegal de la libertad agravada en concurso real con homicidio agravado por ensañamiento, alevosía y por la participación de más de dos personas”, y el del farmacéutico y también expolicía José Luis Salerno. Ambos coincidieron en vincular a Fernández como “autor intelectual” del asesinato de los empresarios Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón.

Según se ha probado en la investigación, los tres hombres fueron asesinados en la casa de Cristian Lanatta, en Quilmes. Luego, estuvieron en un freezer y finalmente los abandonaron en General Rodríguez. El fallo del juicio plantea una hipótesis: “Apoyo institucional”. Según el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Mercedes, los acusados necesitaban “capacidad económica para concretar la masacre”.

Desde la cárcel, donde fue entrevistado por el periodista Jorge Lanata, Martín Lanatta aseguró: “llevé plata de un cártel mexicano a la casa de Aníbal”.

“El negocio del tráfico de efedrina se lo termina quedando en la totalidad Aníbal Fernández con la gente de inteligencia”, disparó Lanatta,

“A Aníbal Fernández lo conocí en 1995, tenía un domicilio al lado de su casa, en Quilmes. Lo volví a ver después. Yo recaudaba para el RENAR, hacía trámites, destrababa sanciones, habilitaba polvorines. Recaudar de manera paralela. Podés recaudar de las inspecciones a agencias, armerías, portaciones de armas ‘V.I.P’. Uno de los clientes a los que le hicimos la portación fue a Sebastián Forza”, prosiguió el ex policía.

Y continúa sobre dichos de Sforza, “me dijo que la policía lo estaba volviendo loco, y que necesitaba hablar con alguien. Nosotros le llevamos el caso a un comisario que era amigo mío, en el RENAR, y me dijo ‘eso está en la órbita de Aníbal’. Hicimos una reunión con Fernández y Matías Meiszner. Y Aníbal me dijo que para sentarse a hablar con él, Forza tenía que poner u$s250 mil dólares”.

El relato continúa así: “Entramos al Departamento Central de Policía, donde Aníbal estaba circunstancialmente, y pidió que le den una oficina y empezamos a hablar. Nos quedamos con Aníbal y Forza. Aníbal le pidió a Forza datos sobre la mafia de la efedrina y le presentó a un agente de inteligencia llamado Máximo. Terminó la reunión y nos fuimos a tomar un café los tres”.

Aníbal negó vía Twitter anoche conocer a Lanatta, pero el expolicia afirma: “Yo gestioné la reunión, y me vi unas tres o cuatro veces más con Aníbal. Gestioné para él, personalmente, portaciones de armas”.

“Yo pasé a retirar el dinero por la venta de efedrina, lo llevé desde el departamento de los mexicanos hasta el domicilio de Aníbal Fernández, eran dos millones de dólares, paramos atrás del auto de la custodia, y dejamos el dinero. La segunda vez llevamos tres millones. A mi, la primera vez, me dieron 20 mil dólares. No hablé en el juicio por la magnitud del caso, y por el tipo que está enfrente. Yo sabía que no tenía que hablar, hablé ahora y voy a pedir resguardo, sé a quien me enfrento”, confesó el exuniformado.

En tanto, el expolicía y farmacéutico, José Luis Salerno reveló que cuando heredó la farmacia de su padre comenzó a “incursionar en complementación dietaria”, “donde entra la efedrina, que en ese momento era legal”.

“Yo tenía un socio que se llamaba Damián Ferrón, y le vendíamos medicamentos a un hombre llamado Esteban Pérez Corradi, quien dijo tener una cadena de gimnasios y me compraba productos, entre ellos efedrina, en cantidades normales. En varias oportunidades me pidió comprar la farmacia, o asociarse conmigo. Yo siempre dije que no”, explicó Salerno.

“A medida que la relación con Corradi avanzaba, él dijo que necesitaba más cantidades, específicamente de efedrina. Me preguntó en dos o tres oportunidades si lo podía contactar con alguien. Comentaba la cantidad de efedrina que necesitaba para cubrir todos los gimnasios, decía que su red estaba en todo el país. Yo lo contacté con la directora de una farmacia y ellos siguieron haciendo trabajos. En agradecimiento, me regaló un auto”, prosigue.

El relato sigue así en sus puntos salientes:

“Pérez Corradi me dijo que iba a matar a Ferrón, le dije que lo hiciera. No le creíamos. Lo charle con mi socio. Ferrón negó estar haciendo algo que yo no supiera”.

“Pero no era así, estaba haciendo una sociedad con Forza y Bina. Planeaban ir con la efedrina a Panamá y de ahí a Mexico. Y Esteban Pérez Corradi estaba vinculado a Aníbal Fernández, en la banda que yo llamo ‘oficial’. La otra era la que se estaba armando, que quería quitarle el negocio a la banda ‘oficial’. Corradi no daba nombres personales, pero me habló de Aníbal Fernández. Para mí, la mano de obra del asesinato está en la cárcel. Y la parte intelectual está más que clara, son los que están por arriba de Pérez Corradi”.

Tanto Lanatta como Salerno aseguran que “La Morsa”, apodo con el que se refieren al vínculo en el Gobierno en las escuchas de la causa de la efedrina, es Aníbal Fernández. Salerno contó que fue Ibar Pérez Corradi, hoy prófugo de la justicia acusado de ser el instigador del triple crimen, quien le confirmó que “la Morsa” era Aníbal Fernández.

Esta mañana, el jefe de gabinete acusó a sus contrincantes de las primarias (compite contra Julián Domínguez) por las denuncias de narcotráfico en su contra y adelantó que se presentará a la Justicia.

“Fue un cachivache, avergonzante, un programa en el que me han sometido a vejaciones”, aseguró Fernández en su contacto habitual con periodistas en Casa de Gobierno esta mañana.

No comments yet.

Leave a Comment