Facebook Twitter RSS Reset

Analogía entre el Estado Islamico y el Estado Mapuche

Analogía entre el Estado Islamico y el Estado Mapuche

El Estado Islamico (ISIS de aquí en adelante) cuenta con una entidad espejo en la Patagonia Argentina y la Araucania Chilena: El ESTADO MAPUCHE en su lengua el Meli Wixan Mapu.

Sus principios y sus métodos son exactamente iguales, ajustados a sus regiones e idiosincracia. Un mapuche en Siria o Irak sería -indiscutiblemente- un cobatiente e incluso un lider del ISIS. A su vez un miembro del Estado Islámico, que se mudara a Argentina o a Chile tendría su sitio de pertenencia en las comunidades mapuches de la región. Para ambos casos cabe la expresión: “Como pez en el agua”.

El terrorismo que ejecuta el ISIS, sus ocupaciones y sus políticas fundamentalistas (aplicación de la sharia) es el espejo de las actividades mapuches en Argentina y Chile.

En el manifiesto de la comunidad mapuche por el que reclama su territorio está escrito: “….Así hemos sabido constituirnos como Pueblo Nación, con una Historia, una Cultura, una Lengua, un Territorio, un Sistema Social, un Sistema Religioso y una Conciencia de Identidad Colectiva….”

Palabras mas palabras menos es casi un calco (mas allá de los giros linguísticos) de la declaración del Estado Islámico.

El terror aplicado por el ISIS en los territorios que ocupa es imitado en la región andina por los mapuches. Se queman hectáreas y hectáreas de bosques nativos para el solo fin de combatir al invasor huinca, no importa si es o no es un apropiador. Para purificar el territorio, así como el ISIS expulsa o extermina a los no islamicos de la misma manera los mapuche han procedido, con mucha anterioridad, a exterminar a los no mapuches o pueblos resistidos a ser sometidos a ellos. Así es como desaparecieron los primeros pobladores del Nahuel Huapi que no eran mapuches. A los tehuelches que no pudieron “convencer” de ser parte de los mapuches los exterminaron y a sus mujeres las tomaron de hembras para hacerlas parir y forzar así lo que hoy ellos denominan “la unión de los pueblos originarios”. Cuando los galeses llegaron al Chubut en 1865 no encontraron un solo mapuche, ni uno solo. Y era así por cuanto para ese entonces los mapuches todavía no habían traspasado ni descendido de la zona de los lagos andinos, ellos merodeaban y se la pasaban predando (robando y rapiñando) por la franja cordillerana que va desde Neuquén hasta el Nahuel Huapi y por el norte de Río Negro hasta La Pampa y Buenos Aires. En la zona costera atlántica estaba el cacique tehuelche Chiquichano quien fue el que recibió pacíficamente a los galeses, los mapuches llegaron muchos después arrastrándose y dando lástima. Les permitieron quedarse en la zona y poco a poco fueron dando imagen de presencia, tanto saturaron a la sociedad con su lamento por los ancestros, y tanto lloraron e hicieron ruido que lograron eliminar la palabra tehuelche y la cambiaron por Pueblos Originarios. A partir de esa nueva consigna de auto-titularse pueblo originario fue por donde se colaron ellos, los mapuches, para dar fuerza a su pretensión de reclamar la tierra. Las radios locales aborígenes que ellos denominan de pueblos originarios solo emiten en español y en mapundungun que es la lengua de los mapuches, no utilizan ni quieren utilizar, ni siquieran la mencionan, a ninguna de las lenguas aoni-kenk (tehuelches). La acción de eliminar los idiomas naturales de las regiones invadidas forma parte de las políticas genocidas: No solo hay que exterminar al originario sino que también hay que eliminar todo vestigio de su existencia, su cultura, su idioma, sus creencias, etc etc etc. Su correlato con el ISIS es lo que se ha visto por los medios de difusión, en donde se verifican imágenes de los miembros del Estado Islámico rompiendo obras de arte y elementos que simbolizan una cultura distinta a la de los musulmanes; también se sabe de los constantes desplazamientos de pueblos originarios de esa región Sirio-Iraquí, o se los asesina o se los expulsa y además no se les permite que hablen en su idioma nativo.

Los mapuches no son originarios de la zona, sino que son inmigrantes desde el otro lado de la cordillera, admitirlos como originarios sería lo mismo que afirmar que los españoles y los italianos también son originarios de Argentina. Ellos alegan que en tiempos remotos no existían Argentina ni Chile como estados, que ellos en esos tiempos vivían a ambos lados de la cordillera, etc etc etc, pero no hay absolutamente ninguna evidencia científica que demuestre que hubo mapuches en Argentina antes de 1850. Todas las excavaciones en las que han emergido esqueletos y restos óseos y elementos culturales, estos han demostrado su pertenencia al pueblo tehuelche. No hay un solo cementerio mapuche (chenque) en territorio argentino con anterioridad a 1850. Pero aún asi ellos se arrogan la propiedad ancestral sobre la tierra y la reclaman. Se han constituido como Estado Mapuche, le han declarado la guerra a Argentina y Chile, actúan como si estuvieran en guerra, cometen actos terroristas, y, al igual que el Estado Islámico, quieren imponer su cultura, su religión, su idioma, su propia Ley, sus costumbres, todo a cualquier costo. La vida humana incluida.

Los incendios masivos en la zona cordillerana no son otra cosa que una manifestación actual de la actividad terrorista del Estado Mapuche. Manifestaciones anteriores y que persisten en la actualidad es la negación de identidad del pueblo tehuelche, negar su idioma, impedir su divulgación, no permitir hablarlo en sus comunidades ni en sus medios de difusión, diluir hasta su desaparición la cultura, usos y costumbres tehuelches, reemplazándola con elementos mapuches.

Para finalizar; la imagen de un terrorista del ISIS en plena acción es exactamente igual a la de un terrorista mapuche: capucha, ropas militares, borceguíes. Es el mismo entrenamiento, es la misma actitud, es la misma voluntad de escindir un país para crear otro en el mismo territorio. Es la misma saña criminal. Es el mismo fundamentalismo.

No comments yet.

Leave a Comment