Facebook Twitter RSS Reset

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Maschinengewehr 34

Los términos del Tratado de Versalles en 1919 prohibían específicamente, mediante una clausula especial, el desarrollo de cualquier arma con capacidad de fuego sostenido por parte de Alemania.

Ametralladora MG 34


Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Esa limitación impuesta a Alemania fue soslayada por el consorcio de armas Rheinmetall-Bosing formando un consorcio fantasma bajo su control en la frontera Suiza de Solothurn a principios de los años veinte.

La era de las ametralladora estaba en auge y las ametralladoras refrigeradas por agua eran armatostes pesados y poco prácticos para desplazar en el campo de batalla en los ataques, por eso se necesitaba algo distinto que cumpla los roles de defensa y ataque con la misma capacidad.

Las investigaciones llevadas a cabo por el citado consorcio Alemán en el campo de las ametralladoras refrigeradas por aire se concretaron en un arma de la cual derivó el Solothurn Model 1930 o MG 30.

Reproducción de una Solothurn Model 1930

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Éste fue un diseño avanzado que introducía muchas de las características que se incorporarían en armas posteriores.

Aunque extrañamente se recibieron pocos pedidos para la producción de dicho modelo, quizás por el país que las producía o quizás porque todavía no se veía su potencial.

Algunos países compraron partidas para equipar su infantería porque apreciaban las buenas capacidades del arma pero las ventas no se extendieron más allá del grupo de países Europeos que compartían una doctrina militar similar.

Soldado con una MG 30 en posición de tiro, al lado derecho de la foto la caja con municiones y el observador amunicionador

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Al ver la poca demanda por el modelo los Alemanes creyeron que se requería diseñar algo mejor aunque el arma era muy buena y fiable.

Así fue que el Model 1930 o MG 30 tuvo una corta producción de unos miles de ejemplares y sus repuestos antes de volver al departamento de diseño y tomarse dicho modelo como punto de partida para las famosas ametralladoras aéreas Rheinmetall MG 15 y MG 17.

MG 15 en posición de disparo con bípode, se aprecian los cargadores dobles y el soldado observador a la izquierda aunque no se observa apoyo de servidores para la recarga

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

MG 15 en posición estática de trinchera con trípode también en altura, el trípode tenía en sus patas los soportes para los cargadores extras

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

El desarrollo surgido de ese diseño, la MG 15 seguiría en producción para la Luftwaffe durante toda la década del 30 equipando a muchos bombarderos, luego sería paulatinamente a mediados de los 30´s complementadas por la MG 17 que poseía las mismas ventajas y además un mecanismo sincrónico para poder ser instaladas frente a hélices disparando a través de las mismas.

Los Junkers Ju 87 “Stuka” poseían en sus alas la versión MG 17 y en la torreta trasera un montaje de MG 15

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Puesto trasero montando una MG 15

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Un morro de un Messerschmitt Bf 110 donde se alojaban 4 ametralladoras MG 17

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Tanto los modelos MG 15 y MG 17 comenzaron a ser obsoletos entrada la década del 40 porque carecían de la suficiente potencia, alcance y velocidad contra los blindajes de los cazas y bombarderos en contrapartida de los nuevos cañones de 20mm y 30mm.

MG 15, en éste caso sin la culata para ser usada con la infantería, aunque fueron usadas por la Luftwaffen-Feld-Divisionen como apoyo a otras compañías del ejército regular en tierra

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

En las aeronaves de la Luftwaffe comenzaron a ser reemplazar por ametralladoras con mayor cadencia de tiro como la MG 81 a principios de los 40 aunque no por completo y siguieron equipando a muchas aeronaves del Eje hasta el final de la guerra.

Tanto los Alemanes como otros beligerantes no daban terminada la era de las ametralladoras en sus aeronaves y siguieron empleándolas en sus cazas y cazabombarderos durante casi toda la campaña, la implementación de los cañones como única arma recién se vio efectiva con la aparición de los aviones a reacción como el Me 262

El Messerschmitt Me 262 se servía de 4 cañones Mk108 como arma principal en la mayoría de sus variantes

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Cañón Alemán Mk108 de 30mm un solo proyectil de ésta arma tenía la capacidad de dejar fuera de combate a cualquier bombardero pesado Aliado

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Los Junkers Ju 52, aviones de transporte, montaban por los general 2 MG 15 para autodefensa, la foto muestra una de las dos posiciones laterales de defensa de la aeronave

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

Tomando todos los adelantos incorporados con las ametralladoras aéreas y la MG 30 de principios de los años 30, Rheinmetall desarrollaría lo que hasta hoy en día se considera uno de los mejores diseños en ametralladoras, la Maschinengewehr 34 o MG 34.

La compañía Mauser con sus afamados diseñadores en su planta fábrica de Oberndorff utilizaron tanto los modelos MG 30 y MG 15 como punto de partida para un nuevo diseño integrando las cualidades y características principales de esos modelos.

Algunas versiones de Messerschmitt Bf 109E montaban 2 MG 17 en el morro, luego se cambiaron por otros modelos de ametralladoras

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

El resultado fue la MG 34, una ametralladora de usos generales que podía ser transportada por un sólo hombre y que gracias a su bípode integrado daba la capacidad de fuego a un pelotón de infantería tanto concentrado y sostenido como también de apoyo para avance o repliegue.

MG 34 preparada para ser alimentada con los cartuchos 7,92 x 57mm en un cargador tipo tambor

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

También podía ser montada en un trípode, el cual era transportado por otro soldado, para ser dispuesta en una posición de defensa o ataque fija y concretar también el fuego sostenido con mayor precisión sobre el enemigo.

Posición de una MG 34 camuflada en casamata, el tirador oteando para identificar posibles movimientos enemigos

Ametralladora MG 34 [II Guerra Mundial]

El arma contaba con un dispositivo de cambio rápido del cañón para permitir la refrigeración de los mismos en cadencias muy elevadas y largos períodos de disparo continúo.

También poseía capacidad para fuego semiautomático y por supuesto automático integrado al mismo gatillo, un recorrido más corto en la parte superior daba como resultado el tiro semiautomático (tiro a tiro), un recorrido del gatillo más largo en la parte inferior, el tiro totalmente automático. 

El despiece de la MG 34 era sencillo, cambiar solo el cañón para que éste se enfriara también lo era, simplemente destrabando y girando la guarda del mismo quedaba liberado rápidamente para introducir el otro cañón de repuesto