Facebook Twitter RSS Reset

Almas gemelas y el Mito del Andrógino

Algunos creen que el tema de las almas gemelas o media naranja llegará a sus vidas, otros no lo desean ni pensar.

Pero en el fondo, la fantasía esta ahí. Porque somos seres que necesitamos de otra para sentirse completos.

Almas gemelas y el Mito del Andrógino
Este es un asunto muy personal, ya que muchas personas tienen otras prioridades en la vida que tener pareja, lo cual es muy respetable. Tener pareja es una elección, no es necesario, puesto que depende de lo que cada persona quiera en su vida, se puede vivir perfectamente sin pareja, ya que nuestro valor como personas y satisfacción no depende de tener pareja o no.

Pero en este post, se expresa sobre si alguna vez en algún lugar de este pequeño planeta alguien está esperándonos, mirando hacia el mismo cielo y, sin saber que existimos, pensando en nosotros…

Nuestra alma gemela es imperceptible, es decir, nosotros podemos no tener conciencia de su presencia, puede estar muy cerca de nosotros y no la reconocemos físicamente, pero dicen que nuestra alma o instinto (para los que no creen en eso) si lo hace.

Mientras tanto, las personas en su mayoría esta en la búsqueda de ese compañero o compañera, que de la sensación de sentirse plenos, completos, sentir esa vibración que recorre el cuerpo ( llamalo mariposas) con razones mas que obvias para estar juntos.

Estuve buscando info para estar atentos a descubrir a esa mitad que nos falta, que anda por ahí dando vueltas.

Para identificar a las “almas gemelas” , busca los siguientes indicios:

1) A menudo no es nuestro tipo de pareja.

2) A nivel racional, uno podría presentar mil razones para no involucrarse con esta persona.

3) Sincronicidad de encuentros. El Universo parece confabularse para acercarnos a esta persona.

4) Surgen muchas intuiciones respecto a esta persona.

5) Sentimos una urgente necesidad de llamarlo o encontrarnos con él / ella.

6) Los roles suelen invertirse. Si éramos una persona que solía tomar la iniciativa, con esta persona asumimos una actitud mas pasiva.

7) Un patrón interesante que suele aparecer es que inmediatamente antes de encontrar el alma gemela hayamos estado involucrados en algún tipo de “amor imposible”.Una vez que nos liberamos de esto, el alma gemela suele aparecer. En general esto sucede muy rápido.

A su vez, en el mismo link donde encontré esta información, indicaba como acercarse a la media naranja. En este link esta la info completa para aquel que desee leer mas info sobre “La atracción de almas gemelas” escrito por la Lic. Flavia Carrion

http://www.bioarmonia.com.ar/Regresiones%20a%20Vidas%20Pasadas/Atraccion_de_las_Almas_Gemelas_P20.htm

En líneas generales mi racionamiento emocional esta basado en dejar de idealizar algo que nunca fue y estar abierto o predispuesto en que lo bueno esta por venir.

Hay una historia mitológica que escuche en la radio cuando era muy adolescente; Mito del Andrógino ( “Banquete”, del filósofo griego Platón).

Resumo la historia:

Pero antes de empezar voy a aclarar que andrógino, es más que uno y otro, hombre (andros) y mujer (gyno)osea es ser uno solo. Andrógino es el ser casi perfecto porque, así como los dioses, él contiene en sí mismo todas las oposiciones, él se basta a sí mismo y, completo y fecundo, se da a luz a sí mismo. En muchas mitologías, el primer hombre era un andrógino, así como será el último de nosotros.

Almas gemelas y el Mito del Andrógino

Al principio, la raza de los hombres no era como hoy. Era diferente. No había dos sexos, sino tres: hombre, mujer y la unión de los dos. Y esos seres tenían un nombre que expresaba bien su naturaleza y hoy perdió su significado: Andrógino. Además, esa criatura primordial era redonda: sus costillas y sus lados formaban un círculo y ella poseía cuatro manos, cuatro pies y una cabeza con dos caras exactamente iguales, cada una mirando hacia una dirección, apoyada en un cuello redondo. La criatura podía andar erecta, como los seres humanos hacen, para adelante y para atrás. Pero podía también rodar sobre sus cuatro brazos y cuatro piernas, cubriendo grandes distancias, veloz como un rayo de luz. Eran redondos porque redondos eran sus padres: el hombre era hijo del Sol. La mujer, de la Tierra. Y el par, un hijo de la Luna.

Su fuerza era extraordinaria y su poder, inmenso. Y eso los tornó ambiciosos. Y quisieron desafiar a los dioses. Fueron ellos los que osaron escalar el Olimpo, la montaña donde viven los inmortales. Pero los dioses reunidos en el Consejo celeste se debatían si aniquilarían a las criaturas y se quedarían sin los sacrificios, los homenajes, la adoración; pero por otro lado, tal insolencia era perfectamente intolerable. Entonces…

El Gran Zeus rugió: Dejen que vivan. Tengo un plan para que se vuelvan más humildes y disminuir su orgullo. Voy a cortarlos al medio y hacerlos andar sobre dos piernas. Eso, con certeza, va a disminuir su fuerza, además de tener la ventaja de aumentar su número, lo cual es bueno para nosotros. Y apenas había terminado de hablar, comenzó a partir a las criaturas en dos, como una manzana. Y, a medida que los cortaba, Apolo iba girando sus cabezas, para que pudieran contemplar eternamente su parte amputada. Una lección de humildad. Apolo también curó sus heridas, dio forma a su tronco y moldeó su barriga, juntando la piel que sobraba en el centro, para que ellos recuerden lo que habían sido un día.

Y ahí fue que las criaturas comenzaron a morirse. Morían de hambre y de desesperación. Se abrazaban y se dejaban estar así, porque no eran sus mitades iguales. Y cuando una de las partes moría, la otra quedaba a la deriva, buscando, buscando…

Zeus tuvo pena de las criaturas. Y tuvo otra idea. Dio vuelta las partes reproductoras de los seres hacia su nuevo frente. Antes, ellos copulaban con la tierra. De ahora en adelante, se reproducirían un hombre con una mujer. En un abrazo. Así la raza no moriría y ellos, los dioses descansarían. Hasta podrían continuar involucrándose en el negocio de la vida. Con el tiempo las criaturas se olvidarían de lo ocurrido y sólo tendrían conciencia de su deseo.

Un deseo que jamás estaría enteramente saciado en el acto de amar, porque aún derritiéndose en el otro por un instante, el alma sabría, aunque no pudiera explicarlo, que su ansia jamás sería completamente satisfecha. Y la nostalgia de la unión perfecta renacería, ni bien se extinguieran los últimos gemidos del amor.

https://es.wikipedia.org/wiki/Androginia

Los mitos son historias nacidas del alma colectiva de los seres humanos.

Esta historia cuenta que, partidos al medio, nos transformamos en dos y aprendimos a sentir nostalgia. Es la razón de esa búsqueda sin fin del abrazo, del alma gemela o de la media naranja lo que nos hará sentir de nuevo la emoción de la plenitud que perdimos un día, hace mucho tiempo.

Espero que este post haya sido entretenido para la lectura. Además les dejo una historieta del mito recién relatado.

Almas gemelas y el Mito del Andrógino

Almas gemelas y el Mito del Andrógino

Almas gemelas y el Mito del Andrógino

Almas gemelas y el Mito del Andrógino

Almas gemelas y el Mito del Andrógino

Almas gemelas y el Mito del Andrógino

“El que siente deseo, desea lo que no tiene a su disposición y no está presente, lo que no posee, lo que él no es y aquello de que carece, desea aquello de que está falto, y no desea si está provisto de ello”.

Platón (El Banquete)

No comments yet.

Leave a Comment