Facebook Twitter RSS Reset

algunos pintores surrealistas

“El surrealismo descansa en la creencia de una realidad superior de ciertas formas de asociación no tenidas en cuenta hasta hoy, de la omnipotencia del sueño, del proceso desinteresado del pensamiento. Tiende a arrasar definitivamente todos los mecanismos psíquicos restantes y a sustituirlos en la resolución de los principales problemas de la vida.” Manifiesto surrealista de 1924, de André Bretón.

El tema de los sueños en pintura se desarrolló con fuerza durante el movimiento surrealista y hoy en día sigue siendo fuente de inspiración.

A los surrealistas les fascinó el tema de los sueños sobretodo por el descubrimiento de las teorías de Sigmund Freud, el descubrimiento del Ego y lo irracional o subconsciente.

Aqui te presento a algunos pintores del surrealismo.

SALVADOR DALI

algunos pintores surrealistas

algunos pintores surrealistas

La obra representa las tentaciones que San Antonio trata de resisistir.

El caballo poder.

Los elefantes cargando figuras diferentes representan amor y riqueza.

Los elefantes tienen patas largas para que se vean agresivos.

LEONORA CARRINGTON

algunos pintores surrealistas

algunos pintores surrealistas

Me encanta la obra de Leonora Carrington . Siempre es extraño, a menudo inquietante . Su historia de vida es fascinante también; criado en una gran familia en la década de 1920 y 30 años, que fue expulsado de dos escuelas antes de descubrir su pasión por el arte. Su relación con surrealista Max Ernst, que dejó a su esposa para estar con Carrington en París, escandalizó a la sociedad y horrorizó a sus parientes, que rápidamente la repudió. Ernst se vio obligado a huir de los nazis tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, poco después Carrington tuvo una crisis. Con el tiempo se terminó en México, donde fue a pasar el resto de su pintura larga vida imágenes maravillosas como el antepasado y el templo del mundo, y donde todavía se ve como un tesoro nacional. Leonora Carrington terminó sobreviviendo a la mayoría de sus contemporáneos surrealistas, y finalmente falleció a la madura edad de noventa y cuatro en 2011. Los temas de sus cuadros son siempre oscuras, pero eso es más o menos el punto; de hecho Carrington era a menudo despectivo de cualquier intento de “descifrar” o “intelectualizar” su arte.

REMEDIOS VARO

algunos pintores surrealistas

algunos pintores surrealistas

algunos pintores surrealistas

La técnica de Remedios es muy buena, influenciada por los acontecimientos que marcaron su vida, múltiples matrimonios, sentimientos de culpa a causa de la pérdida de su hermana, guerra, folklore. Lo mítico y lo científico se unen y dan como resultado la trascendencia y la rencarnación, plasmar el alma es una constante en sus obras. La naturaleza, la alquimia, lo sobrenatural, y la mujer como un fuente de sensibilidad y poderes regenerativos. Seres andróginos y movimiento, sueño y realidad, diversidad, gatos, mundos llenos de geometría artística, narrativa, feminismo.

Remedios Varo Uranga, un nombre bastante conocido en nuestro país, dueña de varias pinturas que demuestran una técnica muy peculiar, temas abordados de manera surrealista y una técnica de lo mejor.

La técnica de Remedios es muy buena, influenciada por los acontecimientos que marcaron su vida, múltiples matrimonios, sentimientos de culpa a causa de la pérdida de su hermana, guerra, folklore. Lo mítico y lo científico se unen y dan como resultado la trascendencia y la rencarnación, plasmar el alma es una constante en sus obras. La naturaleza, la alquimia, lo sobrenatural, y la mujer como un fuente de sensibilidad y poderes regenerativos. Seres andróginos y movimiento, sueño y realidad, diversidad, gatos, mundos llenos de geometría artística, narrativa, feminismo.

JOAN MIRO

algunos pintores surrealistas

algunos pintores surrealistas

Naturaleza muerta del zapato viejo, 1937. MoMA, Nueva York.

Realizada en París a principios de 1937, Naturaleza muerta del zapato viejo capta la reacción de Miró ante la Guerra Civil. El retorno al realismo le parece necesario y, de hecho, en aquel momento Miró escribe: “Quiero que se sostenga al lado de una buena naturaleza muerta de Velázquez”. En la década de 1950 reconocerá que en esta pintura “había símbolos trágicos de la época, sin yo saberlo; la tragedia de un miserable trozo de pan y de un zapato viejo, una manzana traspasada por un cuchillo cruel y una botella, como una casa en llamas”.

No comments yet.

Leave a Comment