Facebook Twitter RSS Reset

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Sin lugar a dudas, la diversión preferida de los pequeños, al llegar el invierno, es hacer muñecos de nieve, dejarse caer entre los copos, dibujar los «angelitos» sobre la nieve fresca. Por su puesto, es una de las épocas más encantadoras, a pesar de ser la temporada más fria del año. Con el tiempo las personas van olvidando lo divertido y maravilloso que puede ser disfrutar de la nieve. Pero el británico Simón Beck no solo no ha olvidado la diversión infantil, sino que ha lanzado su imaginación a volar en su nave favorita. Con su empeño y talento, ha logrado traer de vuelta y ha elevado a un nuevo nivel el arte crear figuras sobre la nieve. Simón Beck es un artista aficionado que se especializa en el arte del paisaje. El año pasado, este maestro impresionó a todos con sus grandiosas figuras sobre la nieve en los Alpes franceses.

Durante los meses más cálidos del año, Simón no se queda de brazos cruzados. Este año, por ejemplo, el artista viajó a Nueva Zelanda, donde creó magníficos dibujos gigantescos en la arena. Como puedes ver, casi cualquier superficie se presta para realizar su hermoso trabajo.

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

En noviembre de este año, Simón estaba en víspera de una prueba que le abriría nuevas oportunidades profesionales. En esta ocasión, lo esperaban severas nevadas llanuras de Yakutia.

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Beck utiliza, en lugar de manos, sus patinetas para deslizarse sobre la nieve. Y el papel de lienzo lo cumplen las extensas planicies cubiertas de nieve en el interior de Siberia. ¡Los resultados de su trabajo son verdaderamente impresionantes!

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Pero en realidad, nada de eso es tan fácil como podría parecer a primera vista. Simón no realiza movimientos caóticos, sino que planifica cada su paso en detalle.



Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Para crear una obra maestra sobre la nieve, le lleva no menos de 5 horas de trabajo, lo que, tomando en cuenta las temperaturas muy bajas, trae un malestar considerable. ¡Sin embargo, qué no se haría por el bien del arte!

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Por cierto, el viaje de Simón a Yakutia no fue solo por seguir a su corazón. Su «Dragón de nieve» es parte de los exteriores para la película «El Dragón». Simón admite que le resultó agradable e interesante trabajar para el cine. «El Dragón de nieve» le llevó a este excepcional pintor ¡casi 10 horas de minucioso trabajo!

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

Al principio nadie entendía por qué él pisaba la nieve…

No comments yet.

Leave a Comment