Facebook Twitter RSS Reset

Aguante el presente vieja, no me importa nada

Más líder que nunca

Aguante el presente vieja, no me importa nada

Sin brillar, Boca le ganó a Crucero por 1-0 en La Bombonera y le sacó seis puntos de ventaja a San Lorenzo, el escolta. El gol fue en contra de Tomasini luego del remate de Tevez. El Xeneize se ilusiona con el título.

El arranque del Xeneize fue a pura intensidad y juego. Muchas asociaciones y juego vertical para generar varias acciones de peligro. Sin embargo, la más clara se falló: a los seis minutos, Tevez erró un penal por falta a Calleri. Volvió a darle muy de abajo y su remate se fue por encima del travesaño.

La revancha para Carlitos llegó rápido: a los once, recibió un gran pase de Lodeiro, eludió al arquero y la empujó. Con complicidad de Gabriel Tomasini, defensor de Crucero, el “Apache” abrió la cuenta.

Después del gol, el conjunto azul y oro perdió esa intensidad que tuvo en los primeros minutos y el ritmo del juego en general se fue opacando. Boca seguía dominando pero no lo reflejaba en situaciones de peligro. Le costaba ser profundo en los ataques.

Esa tónica se mantuvo en el complemento, con el local teniendo el control pero sin poder doblegar a la defensa rival. Arruabarrena puso a Fuenzalida rn lugar de Lodeiro para ponerle paños fríos a un partido que ya estaba sentenciado.

Victoria sin lucir pero importante para Boca. El Xeneize le sacó seis puntos de ventaja a San Lorenzo y ahora incrementa sus ilusiones de cara al título.

Aguante el presente vieja, no me importa nada

Aguante el presente vieja, no me importa nada

No comments yet.

Leave a Comment