Facebook Twitter RSS Reset

¡Adoptá una Ballena! No Greenpeace

¡Adoptá una Ballena! No Greenpeace

Esperanza

La fotografía muestra a Esperanza con su cría nacida en 1994. No conocemos la causa de la gran cicatriz blanca que tiene en su flanco izquierdo, aunque sí sabemos que la herida se produjo en 1989 ya que en fotografías anteriores no la tenía. El seguimiento de ballenas conocidas a lo largo de su vida nos permite conocer cuándo y cómo las ballenas son afectadas por actividades como la pesca y el tráfico marítimo.

Investigación y Conservación

El Instituto de Conservación de Ballenas estudia hace más de cuatro décadas a las ballenas francas de la Península de Valdés, en Chubut, Argentina, incrementando el conocimiento sobre la biología y el comportamiento de las ballenas, generando información invaluable para su manejo y conservación.

A partir de las historias de vida de cada individuo podemos entender las necesidades ecológicas de las ballenas a nivel poblacional, identificar posibles amenazas y contribuir con estrategias más efectivas para su conservación y la de su ambiente.

¡Adoptá una Ballena! No Greenpeace

Cada ballena identificada tiene un número de catálogo que nos permite seguirla a lo largo de su vida. Antonia nació en 1975 y es hija de la ballena 71, de allí que su número de catálogo sea 71-75. Antonia tuvo su primera cría (Antonio) a los nueve años y luego tuvo consecutivamente una cría cada tres años. Esto nos permitió aprender más acerca del comportamiento reproductivo de las ballenas francas.

Desde 1970 hasta 1996 el PIBFA fue desarrollado por Whale Conservation Institute de Estados Unidos. Con la fundación del Instituto de Conservación de Ballenas en Buenos Aires en 1996 el Programa cobró nuevo impulso en Argentina, ampliando sus acciones a la conservación activa, difusión y educación. Nuestro equipo de investigadores argentinos creció desde entonces, con dos Doctores y dos doctorandos actuales. Todos se encuentran en plena actividad profesional, con varios proyectos científicos en desarrollo.

La población de ballenas francas que visita anualmente Península Valdés es una de la más grande del mundo y utiliza estas zonas como área de cría y reproducción. Debido a las características topográficas y oceanográficas de sus playas, como pendientes leves y grandes amplitudes de marea, es frecuente el hallazgo de ballenas muertas varadas en sus costas. Esto hace que este área sea de excepcional importancia para la evaluación del estado sanitario de la especie a través de la realización de necropsias y la colecta de muestras biomédicas.

Uno de los principales objetivos del programa es evaluar los riesgos para la salud de las ballenas y su susceptibilidad a enfermedades a través de exámenes forenses, y así contribuir a la conservación de esta especie. Para ello, de cada ballena muerta se obtienen muestras de tejidos y órganos, que permiten realizar análisis sobre enfermedades infecciosas, biotoxinas, contaminantes, estado nutricional, dieta, genética, etc. Desde el 2003 se han colectado mas de 4.000 muestras que han permitido conocer más sobre la biología y la salud de esta enigmática especie.


¡Adoptá una Ballena! No Greenpeace
Docksider

Conocemos cuatro generaciones de ballenas en la familia de Docksider. Su abuela fue identificada en 1971 y su madre es Antonia. En 1994 registramos a Docksider junto a su primera cría, un macho albino parcial llamado Espuma. En la fotografía, puede verse a Docksider con otra cría, la hermosa Luna, que descansa tranquila apoyando el mentón sobre la espalda de su mamá.

Desde 2001, Brasil y Argentina han liderado una propuesta para establecer un Santuario de Ballenas en el Atlántico Sur y en el 2012, Uruguay también se ha sumado como co – patrocinante. Esta propuesta cuenta con el apoyo de todos los países latinoamericanos que son miembro de la CBI. Este grupo de países es conocido como Grupo Buenos Aires (GBA).

Al menos 54 especies de cetáceos quedarían protegidas en todo el Atlántico Sur de aprobarse esta propuesta. Siete de ellas corresponden a especies de grandes cetáceos que migran desde sus áreas de reproducción más al norte hacia la región antártica y subantártica para alimentarse durante los meses de verano.

Adicionalmente todos los avances alcanzados en materia de investigación no letal y turismo de avistaje de cetáceos en América Latina y el Caribe se ven amenazados constantemente por la creciente presión de Japón y otras naciones balleneras para reanudar la ballenería industrial en las aguas de nuestra región. Por lo tanto, la creación del santuario de ballenas del Atlántico Sur es clave para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de actividades científicas y productivas relacionadas al uso no letal de cetáceos en la cuenca del Atlántico Sur.

A pesar que las naciones balleneras argumentan que la creación de santuarios de ballenas carece de fundamentos legales, la propuesta de santuario del Atlántico Sur es totalmente consistente con el derecho internacional. La Convención de las Naciones Unidas, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), el Convenio sobre Especies Migratorias, el Convenio sobre Diversidad Biológica, y hasta la misma CBI contienen medidas de protección para los cetáceos y/o reconocen el uso no letal/no-extractivo de la biodiversidad.

¡Adoptá una Ballena! No Greenpeace
Espuma

Espuma es un macho albino parcial que nació en 1994. Es hijo de Docksider, hermano de Luna, nieto de Antonia y bisnieto de la Ballena 71. Cuando tenía un año de edad, su madre lo destetó en Península Valdés. Por ser muy sociable y acercarse frecuentemente a las embarcaciones de avistaje se convirtió en un juvenil muy popular, y es el protagonista de un libro para niños.

A pesar de las sólidas justificaciones científicas, legales y económicas que justifican la creación del santuario de ballenas del Atlántico Sur, tras una década de presentación de la propuesta por parte de Argentina y Brasil, la oposición político ideológica de las naciones balleneras han impedido su creación. En particular, la implementación de una corrupta política de “compra de votos” de Japón en la CBI ha impedido alcanzar los tres cuartos de la votación requerida para la adopción de la propuesta.

A pesar de los esfuerzos y dinero invertido por el gobierno de Japón para detener la adopción del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur, el apoyo a la propuesta ha incrementado sistemáticamente durante los años que ha sido presentada a votación.

La clave es asegurar la participación con derecho a voto de todos los miembros del Grupo Buenos Aires durante la reunión de la CBI en Panamá con el fin de defender los intereses de América Latina y El Caribe, así como trabajar coordinadamente durante los meses previos a la reunión para implementar estrategias que bloqueen los intentos de las naciones balleneros de sabotear nuevamente la creación de esta importante área de protección para los cetáceos y los intereses de cientos de comunidades y millones de personas de nuestra región que se benefician directa o indirectamente del uso no letal de estos mamíferos marinos.

¡Adoptá una Ballena! No Greenpeace
Mochita

Mochita nació en 1999. Su nombre se debe a que le falta la punta derecha de su aleta caudal, como puede verse en la foto junto a su madre. Si bien no hemos podido determinar la causa, podría deberse a un ataque de orcas o a un corte producido por una hélice. A pesar de esta herida, Mochita sobrevivió y tuvo su primera cría, la hermosa hembrita bautizada Medialuna, cuando tenía siete años.

Educación

Una manera efectiva de lograr la conservación es mediante la educación ambiental basada en información científica. Cada ser humano es responsable de las decisiones que toma y de las actitudes que tiene frente a cada situación cotidiana de su vida. Por eso, es necesario que todos tomemos real conciencia de que la conservación del ambiente y de sus especies está en nuestras manos.

Frente a esto, nos planteamos: ¿de qué manera se puede persuadir a las personas para que cambien su mente y asuman su responsabilidad? Quizás, la solución pueda sonar un tanto filosófica pero es, realmente, cien por ciento efectiva. Y es -nada más y nada menos- que lograr que las personas se enamoren de la Naturaleza y la educación es la herramienta.

Por lo tanto, nuestro objetivo es a través de la educación lograr que – tanto los niños como los adultos- es despertar el amor y el interés por la naturaleza y así lograr un involucramiento activo de las personas en la conservación de de las ballenas y de todo el medio ambiente.

¡Adoptá una Ballena! No Greenpeace
Troff

Troff es una de las primeras ballenas identificadas en 1970 y una visitante frecuente de Península Valdés durante los ‘70. Pero desde 1981 no supimos más de ella, hasta que comparamos nuestro catálogo de foto identificación con el del sur de Brasil, ¡y allí estaba Troff con una cría en 1988! En 2004 nos sorprendió regresando a la misma bahía de Península Valdés donde fue identificada por primera vez.

“Acercando las ballenas a tu escuela” es un Programa Educativo innovador en la Argentina. Está dirigido a docentes para que ellos a través de la guía curricular, pilar fundamental de este Programa, puedan implementarlo con sus alumnos en el aula. Se trata de un Programa modular que ofrece contenidos y actividades para que el docente pueda, sin importar cuán lejos o cerca vivan los estudiantes del océano, acercar las ballenas a las escuelas del país.

Las ballenas simbolizan la vida en libertad, y generan en los niños sentimientos tan especiales que se mantienen toda la vida. Muchos estudiantes, ya sea por razones de distancia geográfica o por condiciones socio económicas desfavorables, nunca vieron el mar ni a las ballenas. Por eso, es nuestra intención que este Programa también contribuya a acercarlos a las ballenas para que descubran las maravillas que se encuentran en las costas de nuestro país. A partir de ese descubrimiento, podrán comprender que la importancia de proteger una especie no radica sólo en su valor ecológico sino también en su valor social y económico, ya que la presencia de la Ballena Franca Austral en nuestras costas ha generado una importante actividad centrada en el turismo de observación.


¡Adoptá una Ballena! No Greenpeace

Serena



Serena pertenece a una familia de ballenas prolíficas. Es la primera hija conocida de la Ballena 13, quien tuvo al menos nueve crías desde que fue avistada por primera vez por nuestros investigadores. Serena nació en 1971 y por lo tanto en 2014 cumplió ¡cuarenta y tres años! Hasta ahora conocemos ocho crías de esta ballena, que son nietas y nietos de la Ballena 13.

El programa está enfocado a niños entre 10 a 12 años de diferentes provincias del país. Dado que el Programa se entrega a la escuela para que los docentes puedan trabajarlo en las aulas con sus alumnos, cada año se suman nuevos beneficiarios tanto por las nuevas escuelas que se suman al Programa como por los docentes que re aplican el programa con nuevos cursos.

El objetivo es llevar este Programa a la mayor cantidad posible de escuelas de todo el país para que a través de los docentes pueda llegar anualmente a un número de estudiantes cada vez mayor. Las escuelas interesadas en el Programa pueden solicitarlo a [email protected]

En caso de contar con cupo y cumplir con los requisitos necesarios, la unidad de coordinación del Programa se comunica con la institución para la entrega de los materiales y en el caso que sea posible también se efectúan reuniones con los docentes para familiarizarlos con el Programa y sus materiales. El programa ya fue entregado a 36 escuelas de las provincias de Chubut, Córdoba y Buenos Aires. Se estima que más de 4000 estudiantes han trabajado con el Programa desde su lanzamiento en el año 2007.

¡Adoptá una Ballena! No Greenpeace
Victoria

Victoria fue fotografiada por primera vez en Península Valdés en 1972. Su ballenato nacido en 2001 fue bautizado como “Garra” cuando en 2002 se enredó en las cadenas del fondeo de un catamarán en Puerto Pirámides. Con el esfuerzo de toda la comunidad, el hijo de Victoria fue rescatado. Para conmemorar el rescate, el 25 de setiembre es el Día Nacional de la Ballena en Argentina.

Documental

“Las Ballenas Francas Australes de Argentina” es una película documental de Chris y Genevieve Johnson. Se explora la historia natural y la ecología del sur de Derecho Ballenas en Península Valdés, Argentina, el examen de la compleja relación entre los seres humanos y ballenas, y el efecto de un cambio de medio marino del hemisferio sur.

“Las Ballenas Francas Australes de Argentina” pone de relieve internacional de investigadores que trabajan para comprender y proteger estas ballenas y examina las cuestiones mundiales de conservación desde una perspectiva científica. El aumento exponencial y la popularidad de la eco-tour actividades en la región, tales como la observación de ballenas, ofrece esperanza para esta especie en peligro de extinción en el borde. Miralo Acá

¡Adoptá a Una de Estas Ballens y Ayudá a su Conservación! Acá.

Otras Notas de Interés

El Caso de los Delfines y las Orcas en lugares como Mundo Marino

¿Cómo se compara Japón con otras Naciones Balleneras?

El Rey de las Costas del Atlántico Sur

No comments yet.

Leave a Comment