Facebook Twitter RSS Reset

Ácaro del aloe vera y malformaciones tumorosas

¡Hola a todos!

Les acerco este artículo sobre las malformaciones tumorosas que están apareciendo últimamente en los aloe vera. No hay mucha información en español al respecto en Internet, así que les acerco una traducción libre al español. Pueden encontrar el link al artículo original en inglés al final de la nota.

¡Saludos!

Ácaro del aloe: el flagelo invisible de las plantas suculentas

¿Tenés un aloe vera al que, de pronto, le empezaron a aparecer unas malformaciones que parecen tumores? Estás en el lugar indicado.

Los ácaros son arácnidos, no insectos. ¿Por qué es importante hacer esta distinción? Porque cuando intentes erradicar los ácaros de tus plantas, los productos que únicamente ataquen insectos no te van a servir para nada.

Los ácaros, al igual que las arañas, por lo general tienen ocho patas, pero este género tiene únicamente dos pares. Se mueven muy despacio y no hacen mucho más que arrastrarse a razón de milímetros. Sin embargo, son tan pequeños que el viento puede soplarlos con facilidad; es más, se cree que este es su principal modo de propagación.

La enfermedad que provocan los ácaros se conoce como “cáncer del aloe” o “agalla del aloe”. Cuando se alimentan, estos ácaros secretan una sustancia química que altera el patrón normal de crecimiento de los tejidos, provocando un crecimiento irregular y extraño, muy similar al de los tumores que se desarrollan en humanos y otros animales. Este químico es, en realidad, un regulador del crecimiento que tiende a inducir el desarrollo de una agalla (una masa sólida) alrededor de los ácaros cuando estos pequeños malhechores se alimentan. Es más, es probable que la agalla proteja a los ácaros de los peligros del “mundo exterior”. Los ácaros no solo continúan alimentándose dentro de la agalla, sino que además depositan huevos en su interior.

El daño real causado a la planta por la alimentación de los ácaros es insignificante; de hecho, la formación de agallas rara vez ocasiona la muerte de la planta (aunque podría debilitarla gravemente, dejándola completamente indefensa frente a infecciones que sí podrían provocar su muerte).

Las agallas son malformaciones permanentes en las hojas y en las flores y, a menos que se las extirpe, continuarán creciendo de manera anormal, incluso tras la muerte o desaparición de los ácaros.

La propagación de esta infección es muy impredecible. Algunas plantas son resistentes por naturaleza, y en ocasiones es simplemente una cuestión de suerte, ya que los ácaros se trasladan de una planta a la otra, esquivando algunas en el camino.

El control de esta infección requiere de una profunda dedicación; los ácaros son fáciles de eliminar con los productos más tóxicos, pero el problema es llegar a ellos. Como se ocultan dentro de las agallas, será muy difícil que los pesticidas penetren estas sólidas estructuras, razón por la cual se las deberá extirpar para eliminar a las bestias.

Las plantas de aloe que estén muy infectadas deberán desecharse de inmediato, ya sea tirándolas a la basura o incinerándolas. Los instrumentos que se utilicen para extirpar las agallas de los aloes también deberán limpiarse en profundidad tras cada uso. A veces, el tejido enfermo que debe extirparse es tan grande que es poco probable que la planta sobreviva, pero recomendamos fehacientemente quitarlas de la población. Una vez que se hayan extirpado los tumores, el resto de la planta deberá rociarse varias veces con algún desinfectante o pesticida. Es importante recordar que casi todos los pesticidas son altamente tóxicos para los humanos, las mascotas y, sin duda alguna, para otros insectos que sí son beneficiosos para nuestras plantas.

Lamentablemente, la única manera de saber si una planta está infectada es mediante la observación del desarrollo anormal del tejido.

Grow Pochita Grow no recomienda utilizar pesticidas tóxicos; en el caso del ácaro del aloe vera, recomendamos extirpar los sectores afectados, rociar el resto de la planta con un preparado de aceite de Neem o tierra de diatomeas (diatomita) y controlar su evolución.

Ácaro del aloe vera y malformaciones tumorosasÁcaro del aloe vera y malformaciones tumorosasÁcaro del aloe vera y malformaciones tumorosas

Fotos de por ahí. Tamaño tumor que le puede salir

Artículo original en inglés: http://davesgarden.com/guides/articles/view/2145#b

No comments yet.

Leave a Comment