Facebook Twitter RSS Reset

A los gatos les gustan las cajas pero ¿Y los demás felinos?

A los gatos les gustan las cajas pero ¿Y los demás felinos?

¿Porque a los gatos le gustan las cajas?

¿Alguna vez has notado que al vaciar el contenido de una caja, el gato salta inmediatamente dentro de ella? Hay un montón de teorías de por qué a los gatos les encantan las cajas, nunca sabremos a ciencia cierta, ya que no nos lo van van a decir, pero hay varias teorías que suenan lógicas sobre este comportamiento.

A los gatos les gustan las cajas pero ¿Y los demás felinos?

Los gatos disfrutan de esconderse:

En la naturaleza, los gatos tienen grandes depredadores como los zorros. Por lo tanto, por naturaleza, suelen ser lo mas discretos posible, sobre todo cuando están en su momento más vulnerable, mientras duermen. Encontrar un lugar tranquilo que se asimile a una “cueva” para ellos tiene sentido. Si está escondido, los depredadores tienen menos probabilidades de encontrarlo. Los gatos instintivamente buscan lugares cómodos y protegidos.

A los gatos les gustan las cajas pero ¿Y los demás felinos?

Curiosidad:

Los gatos son entrometidos, les gusta investigar casi cualquier cosa nueva que entra en la casa. Si tienen suerte, pueden encontrar algo interesante para jugar.

Cualquier persona que convive con gatos sabe que al abrir una maleta y comenzar a empacar la ropa, el gato saltará rápidamente a investigar lo que hay adentro, así como cuando se deja la puerta de un armario abierta, lo mas seguro es que entren a comprobar lo que hay dentro. Los gatos son curiosos por naturaleza, y con las cajas ocurre exactamente lo mismo.

A los gatos les gustan las cajas pero ¿Y los demás felinos?

Acecho:

Una caja es un lugar ideal para acechar a una presa, ya sea animal, un juguete o un humano.

A los gatos les gustan las cajas pero ¿Y los demás felinos?

La textura y el sonido de las cajas:

El sonido de sus patas y garras dentro de una caja es genial para un gato. Se hace mucho ruido, se siente bien. A los gatos tambien les gusta morder la esquina de las cajas.

El cartón también proporciona a un gato la posibilidad de arañar, afilando sus garras y marcando su territorio.

Pero… ¿ Y los grandes felinos?