Facebook Twitter RSS Reset

A 10 meses… el caso Nisman y las cosas como son.

A 10 meses… el caso Nisman y las cosas como son

por Christian Sanz

Nisman era un héroe; Nisman era un corrupto; Nisman era un títere del ex director de Operaciones Antonio Stiuso; Nisman recibía órdenes de la embajada de Estados Unidos.

La valoración cambia según quien se refiera al fallecido fiscal de la causa AMIA, cuyo cuerpo fue hallado sin vida hace 10 meses, el 18 de enero de este año, en extrañas circunstancias.

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.

Los medios oficialistas se cansaron de denostar la labor de Alberto Nisman a un extremo que está justo en las antípodas de lo que aseguran grupos como Clarín, enfrentado políticamente al gobierno de Cristina Kirchner.

Unos y otros exageran en sus posiciones, como si se tratara de una suerte de competencia por ver quién logra banalizar con mayor efectividad esta cuestión. Ambos se equivocan y, lo que es peor, terminan desinformando a la ciudadanía. En lugar de cumplir su función, hacen justamente lo contrario.

Las certezas del caso Nisman son muy pocas y las dudas son demasiadas. En ese contexto, las especulaciones de los medios y la política son interminables. Todos intentan llevar agua para su propio molino.

Para el programa oficialista “678” todo fue parte de un “golpe blando” contra Cristina; para el grupo Clarín y similares, el gobierno —de una u otra manera— está detrás del asesinato del fiscal y su posterior encubrimiento.

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.


El caso Nisman ya es motivo de discusión nacional.

En el medio hay diversas variantes respecto de lo sucedido con Nisman. La mayoría son hipótesis especulativas que no tienen más sustento que la subjetividad de puntuales opinólogos que despuntan algunos minutos de fama en conocidos programas de televisión.

¿Qué se sabe con certidumbre? Que Nisman apareció muerto por un impacto de bala que ingresó en su cabeza y que este correspondía a un arma calibre 22 que tenía consigo.

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.

“Conforme a la autopsia que obra en la causa, el disparo fue efectuado en la zona temporal derecha, ubicado a 3 centímetros por encima de la inserción del pabellón auricular y no de otra manera (arriba de la oreja) “, confirmó oportunamente la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°45 en un comunicado.

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.


La fiscal Fein intenta manejarse con cautela, pero siente la presión de la ciudadanía.

A su vez, las mismas fuentes judiciales aseguraron que el orificio y el recorrido del proyectil son “compatibles” con una lesión autoinfligida, la que habría sido realizada con suficiente entidad como para causar la muerte.

En buen romance, la fiscalía no descarta la posibilidad de que Nisman se hubiera suicidado. ¿Pudo haberse tratado de un hecho “inducido”? Desde ya, pero habrá que demostrarlo fácticamente.

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.


Raul Torre, uno de los expertos criminalísticos mas prestigiosos del país, abona la hipótesis del suicidio.

Es interesante y atractiva la idea de pensar que el fiscal especial de la causa AMIA fue asesinado por fuerzas oscuras y que hubo un gran operativo que ayudó a simular que se pegó un tiro, pero por ahora solo es parte de una novela de ficción.

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.

Es bien cierto que el gobierno hizo todo lo posible para entorpecer el expediente, incluso con la introducción de testigos “truchos” —Mendoza Post lo denunció antes que nadie— y la absurda intromisión de la propia presidenta de la Nación sugiriendo la hipótesis de un crimen pasional.

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.


Cristina fue la primera en “embarrar la cancha”.

Sin embargo, ello no alcanza para asegurar, como hacen algunos, que el gobierno tenga directo involucramiento en el “asesinato” de Nisman. ¿Significa esto que debe descartarse la participación de algún funcionario del Ejecutivo en lo ocurrido, incluida Cristina Kirchner? Para nada, pero todavía no existen los elementos suficientes para afirmarlo.

Lo que está claro es que debe profundizarse la investigación sobre la figura de Stiuso, una de las últimas personas que habló con Nisman, e intentar corroborar si los dichos del informático Diego Lagomarsino —el último que lo vio con vida y le dio el arma— tienen asidero real.

Independientemente de ello, el kirchnerismo debe explicar por qué se valió de los polémicos servicios de Stiuso durante tantos años, “carpetazos” mediante. Más aún: ¿Por qué de un día para otro se convirtió en el enemigo número uno? ¿Antes era bueno y ahora es malo?

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.

El propio Nisman admitió antes de morir que Néstor Kirchner le había presentado al denostado espía en el año 2004 y hasta reconoció que manejaba en los hechos gran parte del expediente por el atentado a la AMIA. ¿Es lógico que fuera la Secretaría de Inteligencia la que comandaba la causa judicial más sensible de los últimos 25 años?

Como puede verse, hay mucho por explicar y muchos que deben dar explicaciones. No obstante, hay obligación manejarse con total mesura y responsabilidad, especialmente desde los medios de comunicación.

La sociedad quedo sensibilizada como pocas veces por el caso Nisman —lo cual es lógico— y hay quienes intentan aprovechar este mar de confusión para llevar agua a su propio molino. Pocas son las excepciones.

El gobierno buscó sacar rédito político victimizándose y denunciando el referido “golpe blando”; la oposición hizo lo propio; y puntuales grupos de poder no se quedaron atrás.

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.

La ex esposa de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, tuvo mas cautela que la prensa y los referentes políticos.

Por eso, como se dijo, hay que manejarse con cautela y responsabilidad. Sin dejar de decir lo que haya que decir, pero siempre sobre la base de lo que puede demostrarse. Ya mucho se ha especulado y demasiados debieron desdecirse.

El caso Nisman es uno de los más complejos de la historia argentina. No merece trivializarse, sino tratarse con suma responsabilidad. Es la tarea que debe asumirse, no solo desde los medios de comunicación, sino también desde el seno de la propia sociedad.

A 10 meses... el caso Nisman y las cosas como son.

No comments yet.

Leave a Comment