Facebook Twitter RSS Reset

9 hábitos saludables para vivir hasta los 100 años

9 hábitos saludables para vivir hasta los 100 años

1.- Evita el “sobre comer”: Aún si estás comiendo los alimentos más sanos del planeta, evita comer más allá de lo necesario. Como consejo, deja siempre un poco de comida en tu plato o, si conoces bien tu cuerpo, come sólo hasta que sientas que estás a un 80% de tu capacidad.

¿Por qué? Investigadores de la Universidad de St. Louis confirmaron que las personas que comen menos envejecen más lento. En un estudio de 2008 se descubrió que limitar la comida disminuye la producción de T3, una hormona de la tiroides que frena el metabolismo y acelera el envejecimiento.

2.- La favorita de todos, ten una vida sexual activa: Sí, el sexo hace que vivas más. Los expertos recomiendan que relaciones satisfactorias, dos o tres veces por semana, pueden aumentar hasta en 3 años tu esperanza de vida. Además, esta actividad quema una impresionante cantidad de calorías, tantas como trotar por 30 minutos.

¿Por qué? El sexo regular puede, además, ayudar a disminuir la presión sanguínea, mejorar tu calidad del sueño, potenciar tu sistema inmune y proteger tu corazón.

3.- Apaga la televisión: Demasiado tiempo en frente a la pantalla chica puede pasarte la cuenta. Si bien aún no se tiene claro el por qué, un estudio realizado en 2010 mostró que las personas que ven cuatro o más horas de televisión al día tienen un 46% más de probabilidades de morir de cualquier causa que las personas que sólo le dedican dos horas.

¿Por qué? Incluso disminuir un poco ayuda. Cada hora adicional que miras televisión aumenta tu riesgo total de fallecer en un 11% y, en específico, de morir por algún problema cardíaco en un 18%.

4.- Ese bronceado no te está haciendo un favor: ¡Aléjate del sol!: Atrás (muy atrás) quedaron los días en que una piel bronceada era sinónimo de bienestar. Hoy, el exceso de sol es sinónimo de cáncer, arrugas, líneas de expresión y de piel sin firmeza. Nunca es tarde para comprar y aplicarte todas las mañanas un protector solar en todo el cuerpo y no sólo en tu cara.

¿Por qué? El daño que genera el sol es acumulativo y no es posible de reparar. Es decir, entre más sol tomes durante tu vida, peor será el estado de tu piel cuando seas mayor. Además de esto, está el tema de la apariencia: el daño que provocan los rayos del sol deja marcas e imperfecciones que hacen que te veas más viejo.

5.- Haz amigos; potencia tus redes de apoyo: Está comprobado, la soledad es la peor “compañía” en la vida. Además de aumentar el riesgo de morir prematuramente, usualmente deriva en depresión, sobre todo en adultos mayores. Algunas investigaciones muestran que las personas que no tienen relaciones potentes con familiares o amigos enfrentan un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

¿Por qué? La soledad puede causar inflamación. Sí, es en serio. Un equipo de la Universidad de Chicago descubrió que las personas más solas sufren cambios en su sistema inmune, lo que podría provocar inflamaciones crónicas. Además, se registraron otros problemas, como aumentos en el colesterol y la aparición de ciertos tipos de cáncer.

6.- Toma alcohol con moderación: Sí, en cantidades adecuadas algunos tipos de bebidas alcohólicas pueden ser beneficiosas, como es el caso del vino tinto. Sin embargo, está comprobado que las mujeres y hombres que toman más de 2 copas por día tienen problemas que van desde el aumento sustancial de peso hasta conflictos interpersonales.

¿Por qué? Un estudio de 2010 publicado en el Semanario del Colegio Estadounidense de Cardiología mostró que el consumo moderado de alcohol (entendido un trago al día para las mujeres y máximo dos para los hombres) genera significativos beneficios para el corazón.

7.- Come bien, frutas y vegetales son tus aliados: Comer menos de tres porciones de frutas y verduras al día puede perjudicar tu salud. Hay productos que pueden ayudarte a prevenir o tratar enfermedades como el cáncer o los problemas cardíacos. ¿El secreto? Entre menos procesado y más fresco, mejor.

¿Por qué? Los vegetales están llenos de fibra y vitaminas. En su conjunto, pueden ayudar a disminuir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca hasta en un 76% y pueden incluso disminuir considerablemente el riesgo de desarrollar un cáncer. Además, los antioxidantes presentes en gran cantidad en estos productos disminuyen la inflamación, mejoran la circulación y ayudan a desvanecer las arrugas.

8.- Vive una vida “fit”: Los expertos concuerdan: hacer ejercicio de forma adecuada, moderada y constante puede ser la verdadera fuente de la juventud. Incluso ejercicios de baja intensidad, como caminar 30 minutos al día, puede disminuir drásticamente las posibilidades de sufrir un accidente cardiovascular.

¿Por qué? Un estudio realizado en 2008 comprobó que realizar actividades como correr o andar en bicicleta a diario puede incrementar hasta en cuatro años tu esperanza de vida, debido a los beneficios directos que estas prácticas tienen para el corazón, la mente y el metabolismo.

9.- No fumes: Este consejo debe ser, y no tenemos muchas dudas, el más importante y lo mejor que puedes hacer por tu salud. Nunca es demasiado tarde para eliminar esta mala costumbre. Y si bien el daño que el tabaco hace en el cuerpo es acumulativo e irreversible, dejarlo puede disminuir la severidad de las consecuencias y aumentar la esperanza de vida.

¿Por qué? Un estudio publicado en el Semanario Estadounidense de Salud Pública mostró que las mujeres que dejan de fumar hasta los 35 años de edad pueden aumentar su esperanza de vida hasta en 8 años.

No comments yet.

Leave a Comment