Facebook Twitter RSS Reset

7 pasos para sacarte un calambre

7 pasos para sacarte un calambre

 Los calambres en las piernas (en inglés también se le conoce con el término charley horse) se producen rápidamente, pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos, y pueden doler mucho. Si bien cualquier músculo puede tener un espasmo o acalambrarse, los que normalmente se ven más afectados son los músculos de la pantorrilla en la parte inferior de la pierna, los músculos isquiotibiales (los que se ubican en la parte posterior del muslo) y los cuádriceps (ubicados en la parte frontal del muslo). Brindar un tratamiento rápido para un músculo acalambrado aliviará el dolor, pero en ocasiones es posible que necesites tomar medidas adicionales en caso de que sufras calambres recurrentes en las piernas.



Parte 1 de 4: Lograr un alivio inmediato



7 pasos para sacarte un calambre




1- Estira el músculo acalambrado. Los calambres son contracciones o espasmos repentinos e inesperados de un músculo. Para detenerlos con prontitud, es necesario estirar el músculo afectado.

Al estirarlo, evitas que permanezca contraído o acalambrado.

Estirar un músculo acalambrado tiene mejores resultados si puedes mantenerte en dicha posición de estiramiento durante aproximadamente un minuto o hasta que el dolor del calambre mejore. Si el calambre reaparece, es posible que necesites repetir el estiramiento.





2-  Estira el músculo de la pantorrilla. Apoya tu peso sobre la pierna acalambrada e inclina ligeramente la rodilla mientras mantienes el pie completamente apoyado en el piso.

Otra manera de estirar este músculo es pararte frente a una pared a una distancia corta e inclinarte hacia ella utilizando las manos como apoyo. Mantén la pierna acalambrada recta sin despegar el pie y el talón del piso a medida que inclinas la parte superior del cuerpo hacia la pared.

También puedes posicionarte con las manos en la pared. Coloca la punta del pie afectado contra la pared y el talón en el piso. Mantén la pierna recta e inclina la parte superior del cuerpo más cerca de la pared para así estirar el músculo de la pantorrilla.

Si no puedes ponerte de pie, siéntate manteniendo estirada la pierna acalambrada. Jala la punta del pie hacia tu cabeza y pecho mientras mantienes la pierna recta.

7 pasos para sacarte un calambre


3

Estira los músculos isquiotibiales. Para estirar estos músculos, deberás realizar el ejercicio anterior mientras estás sentado, y jalar la punta del pie hacia tu cabeza y pecho.

También puedes estirar los músculos isquiotibiales al recostarte sobre la espalda y llevar las rodillas hacia el pecho. Si hay una persona cerca, puede ayudarte al ejercer con suavidad una presión adicional sobre tus rodillas, obligándolas a acercarse un poco más hacia tu pecho.

4

Estira el músculo cuádriceps. Acércate a una silla o una pared para estabilizarte. Flexiona la rodilla de la pierna acalambrada y sujeta tu pie. Levanta el pie en dirección hacia la espalda baja y las nalgas.





5

Masajea el área acalambrada de la pierna. Puedes ayudar a relajar el músculo acalambrado al realizar un masaje suave en él.





6

Aplica calor. Utiliza métodos de aplicación de calor en el área para hacer que el músculo se relaje y aliviar el dolor producto del calambre.





Entre los métodos utilizados para aplicar calor están el uso de una toalla tibia, una almohadilla eléctrica, o un baño o ducha con agua tibia. La mayoría de las personas sienten alivio al aplicar calor sobre el músculo acalambrado. Además, este método mejora la circulación.7 pasos para sacarte un calambre

7 pasos para sacarte un calambre



7

Utiliza hielo. Algunas personas afirmar lograr beneficios al aplicarse hielo sobre el músculo acalambrado. Determina el método más efectivo para ti.7 pasos para sacarte un calambre

Evita colocar hielo directamente sobre la piel. Coloca hielo en una bolsa plástica mediana y agrega suficiente agua para cubrirlo un poco. Saca todo el aire, séllala bien y envuélvela en una toalla húmeda para luego colocarla sobre el área afectada.

Otra solución rápida es utilizar una bolsa de verduras congeladas, tales como los guisantes o el maíz. Envuelve la bolsa en una toalla húmeda y colócala sobre el área afectada.

O puedes comerte un plátano 





7 pasos para sacarte un calambre

No comments yet.

Leave a Comment