Facebook Twitter RSS Reset

62 millonarios poseen la mitad de la riqueza del mundo

62 multimillonarios que poseen la mitad de la riqueza del mundo

Sólo en los cinco últimos años, el patrimonio de ese grupo de personas aumentó en un 44%, a alrededor de U$S 1,76 billón. “Vivimos en un mundo donde las reglas están hechas para superricos”, dicen desde Oxfam, que elaboró el reporte.

DAVOS.- Oligarcas, jeques petroleros o herederos de fortunas de miles de millones de dólares: según un estudio de la organización humanitaria Oxfam, las 62 personas más ricas del mundo poseen actualmente “exactamente lo mismo que el dinero que pueden llegar a acumular los sectores más pobres de la población mundial”. Hace un año, ese patrimonio estaba en manos de las 80 personas más ricas del mundo.

En casi todas partes crece de forma dramática la desigualdad social, denuncia Oxfam en un estudio publicado el lunes. Según los autores, algunas de las causas son la aplicación de impuestos totalmente insuficientes a los grandes capitales y sus ganancias, así como la continua transferencia de beneficios a paraísos fiscales.

62 millonarios poseen la mitad de la riqueza del mundo

“El 1% de la población mundial tiene un patrimonio mayor que el del resto del mundo en su conjunto”, señala el estudio citando datos del “Informe sobre la riqueza 2015” del banco Credit Suisse. En otras palabras: el patrimonio de unos 70 millones de superricos es superior al de los otros

aproximadamente 7.000 millones de personas en la Tierra. El diagnóstico de la entidad financiera completa que sólo 123.800 individuos adultos en el mundo tienen más de U$S 50 millones y ostentan conjuntamente el 45% de la riqueza global.

Oxfamn, en tanto, llega a la conclusión de que tan solo en los cinco últimos años, el patrimonio de los 62 más ricos, entre ellos 53 hombres, aumentó en un 44%, a U$S 1,76 billones (1,61 billones de euros). Al mismo tiempo, el patrimonio conjunto de la mitad más pobre de la población se redujo en alrededor de un billón de dólares.

Esta relación marca un descenso de un 41%, a pesar de que en el mismo período la población mundial aumentó en 400 millones de personas, indica la organización humanitaria en su informe sobre el desarrollo social, que siempre presenta en vísperas de la reunión anual del Foro Económico Mundial de Davos.

Oxfam llamó a los aproximadamente 2.500 políticos, directivos empresariales y científicos de más de 100 países que se darán cita desde el martes y hasta el sábado que viene en la localidad suiza a que empleen su influencia para lograr que la brecha entre ricos y pobres se reduzca en vez de que se ensanche.

Además de los principales líderes del mundo -este año contará con la participación del recientemente electo jefe de Estado de la Argentina Mauricio Macri-, a la cumbre asistirán artistas tales como Bono y William Adams. Se espera también la asistencia del actor estadounidense Leonardo DiCaprio, un reconocido militante ambientalista.

“Vivimos en un mundo cuyas reglas están hechas para los superricos”, afirma Tobias Hauschild, miembro de Oxfam Alemania. Ello hace más difícil la lucha contra la pobreza y las enfermedades. “Lo que se necesita es un sistema económico y financiero que beneficie a todos”, acota.

Ese sistema, según el estudio de Oxfam, debe impedir que “las grandes compañías eludan su responsabilidad”.

Nueve de cada 10 grandes empresas tienen filiales en al menos un paraíso fiscal, asegura el estudio. Oxfam exige que los impuestos sobre los beneficios se paguen únicamente en el país donde estos se obtienen. Además, la responsabilidad de los políticos es acabar con los paraísos fiscales, que permiten a los superricos ocultar sus gigantescos capitales.

A fin de crear un sistema tributario internacional justo, es necesario, según Oxfam, obligar a las empresas a que informen públicamente y por países sobre los beneficios obtenidos y los impuestos pagados. Además, la organización humanitaria exige que los Estados pongan fin a una “competición ruinosa para ofrecer las tasas impositivas más bajas” y que hagan públicos todos sus incentivos fiscales. (DPA)

No comments yet.

Leave a Comment