Facebook Twitter RSS Reset

6 Trucos para conservar una botella de vino abierta

6 Trucos para conservar una botella de vino abierta

¿Sabes mantener el vino una vez abierto? ¿Conoces las herramientas o las alternativas de ayuda? ¿Qué podemos hacer para conservarlo? En ocasiones, dudamos en abrir una botella de vino únicamente porque pensamos en tomar un par de copas y nos preocupa que el vino restante pueda perderse. Te dejamos unos trucos, que te ayudarán a conservar el vino en buen estado.

Estas son algunas de las sugerencias y consejos fáciles y útiles de aplicar por [email protected], [email protected], tradicionales y tecnologí[email protected]



1. Trasvasar el vino

La mejor opción es comenzar sirviendo o decantando el vino que se necesita y el restante taparlo y refrigerarlo. También es importante saber como guardar el vino restante. Reciclar botellas de 37,5 cl o de otro tamaño, siempre y cuando sea menor de la botella de vino que vamos a consumir, nos permitirá reutilizarlas rellenándolas a través de un embudo, con el vino sobrante de las botellas de 75 cl por ejemplo. De esta forma reducimos la exposición del vino al oxígeno, evitando la disminución de sus aromas y sabores. Incluso, de haber un poco de aire en la parte superior, siempre será menor que en una botella regular.

2. Conservar la temperatura

Independientemente del color del vino, nuestro gran aliado será el frío, puesto que frena el proceso de oxidación. Si tenemos claro que no se consumirá la botella por completo, la mejor opción es cerrarla y guardarla inmediatamente en el frigorífico o en un lugar que cumpla una temperatura adecuada y constante. Evitando los cambios bruscos de temperatura, ya que pueden dañar el vino.

3. Evitar la exposición a la luz

Evitar su exposición a la luz solar y a un ambiente muy luminoso. Las altas temperaturas y los rayos ultravioletas del Sol, favorecen la oxidación del vino y podrían echarlo a perder antes de lo previsto. También existe el riesgo de producirse la enfermedad de la luz, debido a su exposición a un ambiente luminoso.

4. Cerrar la botella adecuadamente

La botella de vino abierta deberá cerrarse siempre, o bien con su propio corcho o tapón, o en el caso de estar estropeado utilizar un tapón especial para vino que asegure su cierre y protección del paso del aire. Si sabemos de antemano que nos va a sobrar vino, no lo mantendremos abierto en la mesa.

5. Mantener la botella en posición vertical

Una vez abierta y adecuadamente cerrada la botella, se guardará en posición vertical con la máxima quietud, porque la posición horizontal y el movimiento, incrementa el riesgo de que el vino entre en contacto con el oxigeno.



6. Emplear utensilios de conservación

Sabemos que el oxigeno no hace buenas migas con el vino, pero hoy en día contamos con utensilios como, la bomba de vacío para vino con tapones adicionales, sistema Vacuvin, que permite eliminar el aire que pueda estropearlo y cierra la botella de vino al vacío con el fin de conservar sus cualidades. Solamente apta para la conservación de vinos tranquilos. Para los vinos espumosos utilizaremos el tapón-válvula para mantener las burbujas. Otro sistema de conservación de vacío es Presorvac, apto para todo tipo de vinos incluidos los espumosos. Un sistema más tecnológico y de mayor precio que el sistema Vacuvin. Y orientado a la industria hostelera, tenemos el sistema de gas inerte. Conservación de la botella mediante la introducción de gases como nitrógeno o argón dentro de la botella.

Extra

Finalmente y como alternativa, os añadimos un consejo extra, “terminarlo“. De una botella de 75 cl, se sirven aproximadamente 5 vasos de vino. Si el vino restante es insignificante, podría repartirse entre 4 personas perfectamente.

* Fuente foto portada: Steven Depolo

No comments yet.

Leave a Comment