Facebook Twitter RSS Reset

6 grandes poemas de Bukowski

6 grandes poemas de Bukowski



Se trata de una selección de algunos de los versos más famosos y más profundos del estadounidense a reserva de que tu, lector, termines por darnos tu opinión y recomendación de otros poemas. ¿Cuál es tu favorito?



“Cómo ser un gran escritor”

6 grandes poemas de Bukowski

Tienes que cogerte a muchas mujeres 

bellas mujeres, 

y escribir algunos poemas de amor decentes 

y no te preocupes por la edad 

y los nuevos talentos. 

Sólo toma más cerveza, más y más cerveza. 



Ve al hipódromo por lo menos una vez 

a la semana 

y gana 

si es posible. 



Aprender a ganar es difícil, 

cualquier pendejo puede ser un buen perdedor. 



y no olvides tu Brahms, 

tu Bach y tu cerveza. 

No hagas demasiado ejercicio. 

Duerme hasta el mediodía. 



Evita las tarjetas de crédito 

o pagar cualquier cosa a tiempo. 

Acuérdate de que no hay un pedazo de culo 

en este mundo que valga más de 50 dólares (en 1977). 



Y si tienes capacidad de amar 

ámate a ti mismo primero 

pero siempre sé consciente de la posibilidad de 

la total derrota, 

ya sea por buenas o malas razones. 



Un sabor temprano de la muerte no es necesariamente 

una mala cosa. 



Aléjate de las Iglesias y los bares y los museos 

y como las arañas, sé paciente, 

el tiempo es la cruz de todos. 

Más el exilio 

la derrota 

la traición 

toda esa basura. 



Quédate con la cerveza,

la cerveza es continua sangre. 

Una amante continua. 

Consigue una buena máquina de escribir 

y mientras los pasos van y vienen más allá de tu ventana 

dale duro a esa cosa, 

dale duro. 



Haz de eso una pelea de peso pesado. 

Haz como el toro en la primer embestida. 

Y recuerda a los perros viejos, 

que pelearon tan bien: 

Hemingway, Celine, Dostoyevski, Hamsun. 

Si crees que no se volvieron locos en habitaciones minúsculas 

como te está pasando a ti ahora, 

sin mujeres 

sin comida 

sin esperanza… 

entonces no estás listo. Toma más cerveza. 



Hay tiempo. 

y si no hay, 

eso también está bien.



***



“Pájaro Azul”



6 grandes poemas de Bukowski

Hay un pájaro azul en mi corazón que

quiere salir

pero soy duro con él,

le digo quédate ahí dentro, no voy

a permitir que nadie

te vea.

Hay un pájaro azul en mi corazón que

quiere salir

pero yo le echo whisky encima y me trago

el humo de los cigarrillos,

y las putas y los camareros

y los dependientes de ultramarinos

nunca se dan cuenta

de que esté ahí dentro.

Hay un pájaro azul en mi corazón que

quiere salir

pero soy duro con él,

le digo quédate ahí abajo, ¿es que quieres

hacerme un lío?

¿es que quieres

mis obras?

¿es que quieres que se hundan las ventas de mis libros

en Europa?

Hay un pájaro azul en mi corazón

que quiere salir

pero soy demasiado listo, sólo le dejo salir

a veces por la noche

cuando todo el mundo duerme.

Le digo ya sé que estás ahí,

no te pongas

triste.

Luego lo vuelvo a meter,

y él canta un poquito

ahí dentro, no le he dejado

morir del todo

y dormimos juntos

así

con nuestro

pacto secreto

y es tan tierno como

para hacer llorar

a un hombre, pero yo no

lloro,

¿lloras tú?



***

“Abraza la oscuridad”



6 grandes poemas de Bukowski

La confusión es el dios

la locura es el dios

la paz permanente de la vida

es la paz permanente de la muerte.

La agonía puede matar

o puede sustentar la vida

pero la paz es siempre horrible.

La paz es la peor cosa

caminando

hablando

sonriendo

pareciendo ser.

No olvides las aceras,

las putas,

la traición,

el gusano en la manzana,

los bares, las cárceles

los suicidios de los amantes.



Aquí está América,

hemos asesinado a un presidente y a su hermano,

otro presidente ha renunciado.



La gente que cree en la política

es como la gente que cree en dios,

succionan el viento a través

 

de popotes doblados.



No hay ningún dios

no hay ninguna política

no hay paz

no hay amor. 



No hay ningún control

no hay ningún plan



Aléjate de dios,

manténte perturbado.



Deslízate.



***

“Lanzar los dados”



6 grandes poemas de Bukowski

Si vas a intentarlo, ve hasta el final.

De otra forma ni siquiera comiences.



Si vas a intentarlo, ve hasta el final.

Esto puede significar perder novias,

esposas,

parientes,

trabajos y,

quizá tu cordura.



Ve hasta el final.

Esto puede significar no comer por 3 o 4 días.

Esto puede significar congelarse en la banca de un parque.

Esto puede significar la cárcel.

Esto puede significar burlas, escarnios, soledad…

La soledad es un regalo.

Los demás son una prueba de tu insistencia, o

de cuánto quieres realmente hacerlo.

Y lo harás,

a pesar del rechazo y de las desventajas,

y será mejor que cualquier cosa que hayas imaginado.



Si vas a intentarlo, ve hasta el final.

No hay otro sentimiento como ese.

Estarás a solas con los dioses

y las noches se encenderán con fuego.



Hazlo, hazlo, hazlo.

Hazlo.

Hasta el final,

hasta el final.



Llevarás la vida directo a la perfecta carcajada.

Es la única buena lucha que hay



***

“Todo”



6 grandes poemas de Bukowski

Los muertos no necesitan aspirina

ni pena.

Supongo



Pero tal vez necesiten lluvia

No zapatos,

 

pero un lugar donde caminar.



No cigarros,

nos dicen,

pero un lugar para arder.



O nos han dicho:

espacio y un lugar donde volar

podrán ser lo mismo.



Los muertos no me necesitan.

Ni tampoco los vivos.



Pero tal vez los muertos se necesitan

a sí mismo.



De hecho, los muertos tal vez 

necesiten todo 

lo que nosotros necesitamos.



Y nosotros necesitamos tanto.

Si tan sólo supiéramos qué.



Tal vez sea todo. 



Y probablemente moriremos 

tratando de obtenerlo. 



O moriremos

porque no lo obtenemos.



Espero que entiendas,

cuando yo esté muerto



Que obtuve

lo más que pude.





***

“Así que quieres ser escritor”



6 grandes poemas de Bukowski

Si no te sale ardiendo de dentro,

a pesar de todo,

no lo hagas.

A no ser que salga espontáneamente de tu corazón, 

de tu mente,  de tu boca

y de tus tripas,

no lo hagas.



Si tienes que sentarte durante horas

con la mirada fija en la pantalla del ordenador

o clavado en tu máquina de escribir

buscando las palabras,

no lo hagas.

Si lo haces por dinero o fama,

no lo hagas.

Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,

no lo hagas.



Si tienes que sentarte

y reescribirlo una y otra vez,

no lo hagas.

Si te cansa sólo pensar en hacerlo,

no lo hagas.

Si estás intentando escribir

como cualquier otro, olvídalo.



Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,

espera pacientemente.

Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.



Si primero tienes que leerlo a tu esposa,

a tu novia, a tu novio,

a tus padres o a cualquiera,

no estás listo.



No seas como tantos escritores,

no seas como tantos miles de

personas que se llaman a sí mismos escritores,

no seas soso y aburrido y pretencioso,

no te consumas en tu amor propio.

Las bibliotecas del mundo

bostezan hasta dormirse

con esa gente.

No seas uno de ellos.

No lo hagas.



A no ser que salga de tu alma

como un cohete,

a no ser que quedarte quieto

pudiera llevarte a la locura,

al suicidio o al asesinato,

no lo hagas.

A no ser que el sol dentro de ti

esté quemando tus tripas, no lo hagas.



Cuando sea verdaderamente el momento,

y si has sido elegido,

sucederá por sí solo y

seguirá sucediendo hasta que mueras

o hasta que muera en ti.

No hay otro camino.

Y nunca lo hubo.

No comments yet.

Leave a Comment