Facebook Twitter RSS Reset

6 cosas con las que los vagos buscan levantar minas

6 cosas con las que los vagos buscan levantar minas

ara empezar a adentrarnos en el tema hay que ser consciente de que la forma en que se conocen las personas ha cambiado por completo. Aún recuerdo cuando conocer gente por chat era para bolas tristes, o freaks. Así es como esos preconceptos quedan en el pasado y esas conductas criticadas se vuelven moda.

Si nos ponemos a pensar por un momento, las redes sociales como Facebook contribuyen más a lo superficial y que todo entre por los ojos. Como especie evolucionada, los hombres tuvieron que modificar sus técnicas de cortejo, amoldándose a las nuevas reglas y entrando en la corriente.

Pero no todo es evolución, ya que a veces, en el afán de impresionar, usamos estrategias medias chotas, las cuales paso a detallar:

Chapea con el auto: Y después decimos que las minas son interesadas, como siempre entra el eterno dilema: ¿Fue primero el huevo o la gallina?¿Aparecieron primero las mujeres interesadas, o los panchos que ponen su auto de portada? Es lógico que entre dos machos que tienen las mismas cualidades en facha y buena onda, la dama se va a quedar con el que no la haga tomarse el A21 para ir a verlo. Ahora, el hombre suele entrar en una confusión y se olvida que tarde o temprano se baja del auto y ya no puede seguir con un brazo apoyado en la ventanilla y haciéndose el groso. Ese es el momento donde se ven los pingos y la mujer comienza a detectar que no está saliendo con un fulano de cierta edad, si no que esta garchándose a un tipo por un manojo de bujías y unos cuantos caballos de fuerza que después no se transforman en nada. A las chicas les recomiendo salir con un autobot, o que inviertan unos mangos en un auto y se ahorren dolores de cabeza al pedo. A los hombres, en este caso ya no les queda otra que gastar mucha guita para meterle al auto o pistearselo a tu viejo.

Caretear sus músculos: Si sos petizo, por favor no te mates haciendo hipertrofia en el gimnasio, vas a terminar como un corcho. Es obvio que todo entra por los ojos, no solo las personas, si no absolutamente todo. La tablita de lavar la ropa en el abdomen suma, los bíceps y pecho inflados también, ahora, el problema está en cuando el tipo se siente más macho y completo a puro músculo. Si sos mina y no sos personal trainer te vas a embolar al toque, con el tiempo de lo único que hablan y alardean estos tipos, es de cuantos kilos levantan de espalda, cuantas personas levantan con el brazo derecho y qué papa toman. Es preferible que las “pepas” sean el asado y el fernet, y los “músculos” sean panza y parla.

Hacerse el rey de la noche: Otro chamuyo por demás recurrente de la mayoría de los hombres en la cacería, es hacerse los vampiros, reyes de la noche. “Alcohol y descontrol son mi segundo nombre”, “Me dicen aborto, porque no conozco el sol”, “Decís fiesta tres veces y aparezco”, “Mi amor es la luna” PARA UN POCO FLACO. No entiendo en qué momento este tipo de cosas se convirtieron atractivas para una mina, teniendo en cuenta que con gel, camisa y todo oscuro, todos tenemos facha. En esta categoría entran los RRPP, tarjeteros evolucionados, que hablan con minitas en sus muros y después los ves hablando por radio (cosa que chorrea grasa) toda la noche en la puerta del bolo, tanto show al pedo.

Hacerse el romántico: Existen también los que se venden como tiernos a priori. Es cierto que la facha suma y hay más chances de generar una calentura. Pero ser tierno es un arma de efecto lento y poderoso. Tipos que fingen ser el príncipe azul de dos o tres minas al mismo tiempo, adornando cada frase que le tiran, siendo correctos y educados. El poeta o romántico, vendría a ser el carroñero de los que levantaron gracias a el auto, los músculos y la noche. Puesto que tarde o temprano, se quedaron sin recursos y aburrieron a la fémina en cuestión. El poeta no es tan atractivo a primera vista, pero con su estrategia logra que lo veas con cariño.

Cartel de mujeriego: Bajo el concepto de “la gente atrae a más gente”, lo vemos a este ejemplar en fotos con minas de todos los tamaños, colores y precios. Aunque las mujeres dicen odiar al mujeriego, se sienten atraídas por la sensación de la competencia por el mismo macho y ser la ganadora en un círculo de mujeres hermosas. Es casi una ley, que si una mujer te ve una noche comiéndote a una potra, se sienta en una posición curiosa sobre el porqué terrible mina se come a un tipo normalito como vos, y probablemente, quiera sacarse la duda, generando una cadena infinita de minas ricas tirándote palos. En fin, la historia de mi vida. (eee)

Escribir en una página de humor bizarro: Más que la mojada de tanga que puedas pegarle con un abdomen plano y bíceps a punto de estallar. Mucho mejor que la comodidad de tener un chofer. Más placentero que tener quien te endulce el oído con palabras melosas y mejor aún que hacerla sentir la mejor del harén, es hacerlas reír. Acá entro yo, esta es la historia de mi vida y aunque mi vieja no me crea, levanto(1) gracias a esto…

(1) Levanto puros cucarachos, sospechas y mugre de las acequias, porque no me pagan un mango.

6 cosas con las que los vagos buscan levantar minas

6 cosas con las que los vagos buscan levantar minasGIF

No comments yet.

Leave a Comment