Facebook Twitter RSS Reset

5 Suplementos para Nutrir los Huesos y Articulaciones

Cuando se trata sobre la salud de los huesos y nuestras articulaciones, todos estamos familiarizados con la necesidad de consumir suficiente calcio, así como más personas se están enterando que el magnesio juega un rol vital en la absorción del mismo calcio y la salud de los huesos. La vitamina D3 (la cual se puede conseguir exponiendo la piel desnuda al sol), promueve huesos fuertes, densos y también es necesaria para la absorción y balance del calcio y magnesio.

Pero otros nutrientes altamente efectivos en promover la salud ósea son menos conocidos. A continuación vamos a ver 5 de estos nutrientes y su función para mejorar la salud de los huesos y prevenir (y en algunos casos hasta revertir) enfermedades como la artritis y osteoporosis.

5 Suplementos para Nutrir los Huesos y ArticulacionesAsí es como se ve la osteoporosis



5 Nutrientes para los huesos y articulaciones





1) Vitamina K2

La vitamina K es bien conocida por su papel en la síntesis de un número de factores en la coagulación de la sangre, pero en años recientes se ha descubierto la importancia de la vitamina K2 sobre la salud ósea y vascular.

Ésta se encuentra principalmente en productos lácteos como la mantequilla, la leche y el queso. Esta vitamina es necesaria en pocas cantidades por el cuerpo, pero es esencial para poder metabolizar adecuadamente el calcio, magnesio y la vitamina D3. Combinando estos tres nutrientes, nos aseguramos de tener huesos fuertes y saludables.

La vitamina K:

  • Aumenta la densidad mineral de los huesos.
  • Reduce los números de fracturas.
  • Mantiene el balance de calcio.
  • Necesario para el metabolismo de los huesos.





2) Glucosamina y condroitina

La glucosamina, un compuesto cristalino que se produce ampliamente en el tejido conectivo, especialmente como un componente de la quitina. Y condroitina, un compuesto que es un constituyente principal del cartílago y otros tejidos conectivos. Juegan un papel esencial en la salud de las articulaciones. Los estudios han demostrado que estos nutrientes apoyan la estructura y la función saludable de las articulaciones.

La glucosamina y condroitina son extraídas del caparazón de cangrejo, langostas y camarones. La fuente principal natural es el colágeno de pollo tipo 2 (como las paticas de pollo). También la tráquea, esófago, tendones y todo lo que tenga mucho tejido conectivo es une buena fuente natural de estos nutrientes.

Glucosamina y condroitina:

  • Promueven articulaciones saludables.
  • Reducen el dolor causado por la inflamación en las articulaciones.
  • Ayudan a construir y reparar el cartílago.
  • Se encuentran de forma natural en el cuerpo.





3) Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un compuesto presente en todos los tejidos del cuerpo, con las concentraciones más altas presentes en los tejidos conectivos tales como la piel y el cartílago. El ácido hialurónico es un constituyente importante del líquido en las articulaciones, donde actuá como un lubricante y desempeña un papel en la resistencia a fuerzas de compresión.

El ácido hialurónico se encuentra en las verduras de hoja verde y productos de soya (la soya debe ser orgánica o es mejor evitarla), mientras que los caldos caseros hechos con huesos de animales, la piel y los tejidos conectivos son aún mejores fuentes. Nota: Se necesita magnesio para absorber este nutriente.

El ácido hialurónico:

  • Ayuda a reducir el dolor en las articulaciones.
  • Puede ayudar a eliminar las arrugas.
  • Alivia la inflamación causa por la artritis.

5 Suplementos para Nutrir los Huesos y ArticulacionesAsí es como se va la artritis



4) Metilsulfonilmetano (MSM)

MSM (metilsulfonilmetano) es una forma natural de azufre orgánico que se encuentra en todos los organismos vivos. Este compuesto natural, investigado desde 1979, proporciona los enlaces químicos necesarios para formar y mantener numerosos tipos diferentes de tejidos que se encuentran en el cuerpo humano, incluyendo el tejido conectivo, así como el cartílago articular.

El MSM se encuentra en la leche de vaca (cruda o evitar), café (orgánico o evitar), tomates, té, acelgas, cerveza (mejor evitar al menos que sea orgánica y en moderación), germen de alfalfa y maíz (orgánico o evitar). También se encuentra en frutas como las manzanas y frambuesas, verduras, cereales integrales y legumbres. Procesar los alimentos disminuye la cantidad de MSM, los alimentos crudos y frescos son la mejor fuente de este nutriente.

Metilsulfonilmetano (MSM):

  • Combate la artritis y otras enfermedades de las articulaciones/huesos.
  • Mejora la capacidad del cuerpo producir sus propios antioxidantes.
  • Combate la inflamación.
  • Promueve la desintoxicación del cuerpo.





Conclusión

Estos nutrientes poseen muchos otros beneficios para nuestra salud ya que son naturales y forman parte de nuestros cuerpos. Por ejemplo, el MSM combate la inflamación, se dice que la inflamación está vinculada con casi todas las enfermedades crónicas y degenerativas que existen, al reducir la inflamación consumiendo MSM (ya sea en suplemento o a través de los alimentos) estamos revirtiendo o previniendo todas las enfermedades que este proceso causa o exacerba.

Así que consumirlos (estos nutrientes), es una forma efectiva y segura de prevenir y protegernos contra las enfermedades que afectan las articulaciones y los huesos así como asistir en la curación de las mismas y promover un mejor estado de salud de forma natural.

No comments yet.

Leave a Comment