Facebook Twitter RSS Reset

5 Poemas cortos: Leopoldo Lugones

5 Poemas cortos: Leopoldo Lugones
Poeta argentino nacido en la Villa del Río Seco, Córdoba, en 1874 en el seno de un hogar de recia estirpe.

A raíz de un revés de fortuna de su familia, se trasladó muy joven a Buenos Aires donde inició una clamorosa

carrera como intelectual bajo el pseudónimo de “Gil Paz”. Ardorosamente discutido o ensalzado desde entonces,

su actividad la ejerció también en el periodismo, ocupando varios cargos en su país y en el exterior,

que lo llevaron a radicarse en Paris en 1924.

En 1938 con enorme y trágica sorpresa de quienes lo querían y admiraban, se quitó la vida en Buenos Aires.

5 Poemas cortos: Leopoldo Lugones

A ti única


Un poco de cielo y un poco de lago

donde pesca estrellas el grácil bambú,

y al fondo del parque, con íntimo halago,

la noche que mira como miras tú.

Florece en los lirios de tu poesía,

la cándida luna que sale del mar.

Y en flébil delirio de azul melodía,

te infunde una vaga congoja de amar.

Los dulces suspiros que tu alma perfuman,

te dan, como a ella, celeste ascensión.

La noche…tus ojos…un poco de Schumann…

y mis manos llenas de tu corazón.

poemas

Ausencia
Todo, amada, en tu ausencia siempre larga te llora:

El silencio y la estrella, la sombra y la canción,

Lo que duda en la dicha, la que en la duda implora.

Y luego… este profundo sangrar del corazón.

Como no ha de llorarte todo lo que es hermoso

Y todo cuanto es triste porque es capaz de amar,

Si tu ausencia ¡tan larga! se parece al reposo

De la luna suicida que se ahoga en el mar.

Con tu ausencia anochecen la alegría y la aurora.

La esperanza es angustia, sinsabor el placer.

Y hasta en la misma perla del rocío te llora

Lo que tiene de lágrima toda gota al caer.

poema

Contrabajo
Dulce luna del mar que alargas la hora

de los sueños del amor; plácida perla

que el corazón en lágrimas atesora

y no quiere llorar por no perderla.

Así el fiel corazón se queda grave,

y por eso el amor, áspero o blando,

trae un deseo de llorar, tan suave,

que sólo amarás bien si amas llorando.

literatura

El éxtasis
Dormía la arboleda; las ventanas

llenábanse de luz como pupilas;

las sendas grises se tornaban lilas;

cuajábanse la luz en densas granas.

La estrella que conoce por hermanas

desde el cielo tus lágrimas tranquilas,

brotó, evocando al son de las esquilas,

el rústico Belén de las aldeanas.

Mientras en las espumas del torrente

deshojaba tu amor sus primaveras

de muselina, relevó el ambiente

la armoniosa amplitud de tus caderas,

y una vaca mugió sonoramente

allá, por las sonámbulas praderas.

leopoldo lugones


Historia de mi muerte
Soñé la muerte y era muy sencillo:

Una hebra de seda me envolvía,

y a cada beso tuyo

con una vuelta menos me ceñía.

Y cada beso tuyo

era un día.

Y el tiempo que mediaba entre dos besos

una noche. La muerte es muy sencilla.

Y poco a poco fue desenvolviéndose

la hebra fatal. Ya no la retenía

sino por un sólo cabo entre los dedos…

Cuando de pronto te pusiste fría,

y ya no me besaste…

Y solté el cabo, y se me fue la vida.

argentina

Todos los dias 5 poemas cortos de varios autores, nacionales o internacionales

Charles Bukowski

H.P Lovecraft

Federico Garcia Lorca

Silvina Ocampo

Oliverio Girondo

Alejandra Pizarnik

Pablo Neruda

Juan Gelman

Julio Cortázar

Jorge Luis Borges

Alfonsina Storni

William Blake

Edgar Allan Poe

Saludos y Buen Dia!

No comments yet.

Leave a Comment