Facebook Twitter RSS Reset

5 Pasos para programar tu subsconsciente para el éxito

Alcanzar el éxito en nuestra profesión y nuestra vida personal demandará un gran esfuerzo, sacrificio y disciplina de parte de nosotros. Aquellas personas que consideramos exitosas comparten la cualidad de ser muy ordenados y de seguir hábitos que les permiten cumplir sus planes y conseguir sus objetivos.

5 Pasos para programar tu subsconsciente para el éxito

Usar la fuerza de voluntad no es siempre la manera más efectiva para lograr tus metas, porque esta requiere una lucha consciente con uno mismo. Esto crea resistencia. Por el contrario, cuando reclutas a tu mente subconsciente para que te ayude a lograr tus objetivos, el éxito está garantizado. Esto se debe a que el propósito de esta es manifestar en la realidad no lo que tú quieres, sino lo que tú crees que es posible para ti. Entonces ella toma nota de las oportunidades a tu alrededor y te enfoca para dar los pasos necesarios hacia el éxito.

Aprende a ser Exitoso

Tener la posibilidad de alcanzar nuestras metas en la vida requiere de unas aptitudes particulares que muchas veces no son innatas a las personas, pero que sí podemos desarrollar y aprender, a través de ciertas técnicas que preparan a nuestra mente para que actuemos como lo hacen aquellos que tienen éxito.

La Voluntad del Éxito

5 Pasos para programar tu subsconsciente para el éxito

Debemos tomar en cuenta que no podemos obligarnos a actuar para tener éxito pues si no poseemos esas cualidades viviremos en una lucha constante tratando de ser algo distinto a lo que somos realmente. Por eso será mucho más útil entrenar a nuestra mente y trabajar con el subconsciente.

Pasos para Programar a nuestro Subconsciente

1.Haz afirmaciones positivas. Nuestra mente está repleta de ideas negativas que hemos sembrado allí desde la infancia, estas nos programan a actuar de cierta manera, los “no puedo” nos limitan y obstaculizan nuestras actuaciones. Así que repite frases positivas respecto a lo que quieres lograr. Visualiza la meta que deseas lograr hasta en el más mínimo detalle.

2.Estas mismas afirmaciones puedes escribirlas y hacer planas, repitiéndolas una y otra vez, hasta que queden grabadas en nuestro subconsciente, “sí puedo”. Escribe un mínimo de 20 afirmaciones todas las mañanas y 20 todas las noches. Redáctalas en forma positiva y expresa exactamente lo que deseas lograr: “Yo, Fulano de Tal ……..

3.Todas las mañanas, al despertar, y todas las noches, antes de dormir, realiza una visualización de la meta que deseas alcanzar y de ti mismo consiguiendo tu objetivo, si es posible escribe todo esto, haz un plan, ayúdate con imágenes de tu meta. Si quieres una mejor casa, coloca fotos de casas que te gusten en tu habitación, igual si es un carro o un mejor empleo. observa la película en tu mente, siente las emociones que esto te provoca: orgullo, alegría, satisfacción. Mira cómo cambia tu vida para mejorar. Recréate en tu éxito

4.Desecha toda imagen negativa que se te venga a la mente. Esto te sucederá a menudo y tienes que estar preparado para remplazar estas ideas negativas con nuevas ideas, convenciéndote de que sí lo podrás conseguir. Si te viene a la mente una imagen que va en contra de tus deseos, usa los principios de la Programación Neurolingüística y “achica” esa imagen. Mírala pequeña, en blanco y negro; sigue achicándola hasta hacerla desaparecer. Aun cuando al principio dudes de ti mismo, con el tiempo te será muy natural pensar así.

5.Conviértelo en un hábito. Se requiere practicar una actividad por un tiempo de 21 días para que pueda convertirse en un hábito, por eso es recomendable que practiques estas sugerencias durante ese tiempo hasta que se vuelva parte de tu vida y tu personalidad. 21 días consecutivos, es el tiempo que, de acuerdo con los expertos, se forma un nuevo hábito. Si te saltas un día, comienza de nuevo desde el primero.

Valores Asociados al Éxito

Para poder conseguir reprogramar nuestra mente hacia el éxito, además de poner en práctica las sugerencias que te hicimos, te recomendamos tratar de cultivar ciertas cualidades que son típicas de las personas exitosas, como por ejemplo: la puntualidad, la disciplina, el estudio, el ejercicio, la proactividad y la organización.

Recuerda que adquirir un hábito no siempre es tarea fácil pero poco a poco se hará parte de nuestra naturaleza y los resultados valdrán la pena si queremos lograr el éxito.

El propósito de estos pasos es llevarte al convencimiento de que el éxito es inevitable. Si no lo sientes así, repasa tu objetivo y determina si realmente lo deseas o lo consideras posible.

No comments yet.

Leave a Comment