Facebook Twitter RSS Reset

5 Formas de hacer que todos te odien

5 Formas de hacer que todos te odien

5. Guardas silencio y por lo tanto, ignoras.

Para aquellas personas cuyo fuerte no es la comunicación con otras personas, el silencio es la opción perfecta. Si eres una persona introvertida lo que más deseas es que los otros se callen y estás dispuesto a hacerles el favor de callarte tu también; por eso al encontrarte con un colega en el centro comercial prefieres pasar de largo y no gastar ni tu tiempo ni el de él en una conversación sin sentido. Y lo más probable es que luego de pasar escuches “¡pero qué canalla es!“.

4. Mostraste tu superioridad.

Imagínate esta situación: el fin de semana llevaste a una chica muy linda a un restaurante a las afueras de la ciudad pero cuando llegó la hora de llevarla a casa tu automóvil se averió, tuviste que llamar para que vinieran a llevárselo y pagar el arreglo pero ella estuvo contigo todo el tiempo e incluso se quedó contigo en tu casa, aparentemente todo va muy bien entre los dos.

El lunes, tu, ni corto ni perezoso le cuentas tu historia a uno de tus colegas mientras ambos se preparan un café, pero por alguna razón desconocida él empieza a evitarte después de ese momento y tú, sinceramente, no sabes el por qué.

3. Piensan que les debes.

¿Te ocurrido que después de terminar con tu ex-pareja él o ella repetía patéticamente ”Cómo me puedes hacer esto a mi despues de todo lo que he hecho por tí“?

O ¿te niegas a hacerle un favor a un amigo o colega por una razón que te parece muy respetable (como por ejemplo no poder ayudarle a mudarse porque ese día debes trabajar) y después descubres que esa persona está profundamente ofendida?

2. Los haces perder el tiempo.

Un buen día decidiste enviarle un mensaje de correo electrónico a tu jefe con una pregunta sencilla o con un par de ideas pero por alguna razón él se enfureció ¡ah pedazo de engendro!“

Después, por la noche espontáneamente decidiste pasar por la casa de un viejo amigo para charlar un poco pero el muy infeliz no estaba nada contento de verte e intentaba de todas las maneras hacerte enteder que ya era hora de irte ¿por qué?

O, por ejemplo, entras al muro de facebook de un conocido y le dejas un sentido mensaje de felicitación por su cumpleaños y él ni se digna a responder ¿qué presentación tiene eso?

1. Crees que todos están bien como están.

Este es quizá el punto que nos puede tocar a todos y cada uno. Es un problema que puede aparecer entre vecinos de habitación, amigos, esposos y hasta pueblos enteros.

En la oficina por ejemplo aparecen nuevas directrices que aparentemente no tienen ninguna razón de ser como por ejemplo ”A partir de hoy nadie puede regular la temperatura del aire acondicionado sin antes pedirle permiso al jefe“.

O tu novia decide que el viernes ya no será “tarde de pizza” aunque ya hace año y medio que lo hacen y no se había quejado. Y piensas: todo iba muy bien, el sistema funcionaba como debía y de repente aparecen estas peticiones absurdas; luego dices algo muy parecido a:

¿Para qué agitar el barco ahora que todo estaba tan bien?

¿Por qué se queja si siempre habíamos hecho eso?

Yo no tengo ningun problema, eres tú quien está gritando.

No comments yet.

Leave a Comment