Facebook Twitter RSS Reset

5 Esenciales para una vida activa, natural y saludable

Había una vez que todo lo que se necesitaba para estar en salud era una dieta natural consistente de alimentos enteros y un poco de actividad física. Incluso algunas personas piensan que eso es todo lo que debería ser necesario hoy en día para estar en salud, pero visto en la condición que se encuentra la mayor parte de la población mundial sabemos que no es así.

Estas personas que mantenían un buen estado salud y una tasa baja de enfermedad de forma natural y sencilla, no vivían en el mismo mundo que nosotros vivimos ahora. Nuestros abuelos tenían mucho más contacto con el suelo que nosotros, utilizaban agua verdaderamente potable, los alimentos frescos no contenían la cantidad de pesticidas que contienen los nuestros, no lidiaban con todos los estresores causados por los campos electro magnéticos y electropolución (celulares, antenas, computadores, etc.), el estrés de manejar, la contaminación del aire y muchísimos otros factores. Por estas razones podían mantenerse en un buen estado de salud con tan sólo lo básico, los nutrientes esenciales, en cantidades moderadas, que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente.

5 Esenciales para una vida activa, natural y saludable




Nuestros sentidos están bajo ataque 24/7

Nuestro cuerpo necesita nutrientes para lidiar con el estrés. Cada vez que nos incomodamos, pensamos o simplemente hacemos cualquier cosa, uno de nuestros sentidos es estimulado, nuestro cuerpo necesita nutrientes; los cuales son su fuente de energía.

Cada vez que respiramos nuestro cuerpo tiene que filtrar el aire, coger lo que necesita y eliminar todo lo que no necesita, ésto consume diferentes tipos de nutrientes los cuales conseguimos por medio de los alimentos, el agua, el aire, la luz solar y el suelo. Los requerimientos nutritivos de hoy en día son muchos mayores a aquellos que se necesitaban en el pasado. La vida es mucho más rápida, más activa y mucho, mucho más estresante, no necesariamente estrés físico, sino también estrés psicológico, el cual requiere de cantidades increíbles de nutrientes para mantenerse bajo control por el cuerpo.

Nuestros sentidos están tan estresados que muchos de los factores que una vez nos afectaban, ya casi ni los sentimos y si los sentimos, muchas veces no los reconocemos o los ignoramos. Por ejemplo, los perfumes contienen una de las combinaciones de químicos nocivos más amplia que existe en cualquier producto para uso en el cuerpo humano. Cuando no estamos acostumbrados a los perfumes, sólo olerlos nos remueve el estómago, el cuerpo lo rechaza inmediatamente por el alto contenido de toxinas, pero una vez que estamos bajo ataque todos los días ni siquiera los sentimos. Nuestro cuerpo continúa luchando arduamente en el interior, pero nuestros sentidos están tan debilitados que la señal de rechazo no nos llega al cerebro y actuamos como si nada, hasta el punto donde nos “agrada” el olor.

Antes de yo hacer un cambio completo en mi estilo de vida, no era muy amante a los perfumes pero podía tolerarlos bastante bien, de hecho los utilizaba de vez en cuando. Después de despegarme del sistema convencional y darme cuenta de que los perfumes son 100% innecesarios, veo el daño que pueden causar. Cuando voy al gimnasio y una persona pasa cerca de mi con perfume mi cuerpo completo se pone en alerta, siento todas las toxinas como andan en el aire y la fuerza del aroma es abrumadora, inmediatamente me pongo a pensar, ¿cómo no me daba cuentas antes?. Puedo sentir al instante que si sigo inhalando esas sustancia me hará daño y me retiro (todo los por qué me lo instruyó mi cuerpo; lo mismo pasa con los detergentes). Creo que todo el mundo, en una situación u otra, ha sentido los efectos abrumadores de los perfumes, ésta es la respuesta del cuerpo a una carga elevada de toxinas y el rechazo es la señal de peligro que nos dice que nos debemos alejar.

Este es sólo un ejemplo para ilustrar uno de los estresores más comunes a los cuales simplemente nos hemos acostumbrados. Estos perfumes nos mantienen en alerta, internamente y no nos permiten relajarnos. Luego tenemos el maquillaje, las bebidas alcohólicas, todos los ruidos y sonidos que afectan nuestros órganos en todo momento, una cantidad increíble de estresores psicológico los cuales provocan que utilicemos rápidamente nuestras reservas de nutrientes en el cerebro y más. Todo ésto sin calcular el uso de anti-nutrientes como los medicamentos. Los cuales agotan nuestras reservas de nutrientes específicos a un ritmo increíble. (Ejemplos: Los bloqueadores beta agotan las reservas de vitamina B y CoQ10; Las estatinas agotan las reservas de hierro, calcio, ácido fólico y beta carotenos; Y los anticonceptivos orales agotan las vitaminas B, C y reservas de Zinc del cuerpo. Por mencionar algunos).

El médico del futuro no dará medicinas, sino que interesará a sus paciente sobre el cuidado del cuerpo humano, la dieta y en la causa y prevención de las enfermedades. —Thomas Edison (1847-1931)

Debido a todos estos tipos de estimulaciones, nuestro consumo de nutrientes debe ser mucho mayor al de nuestros ancestros ya que ellos no lidiaron con todos estos factores. Nuestra dieta ya no sólo puede depender de lo mínimo requerido por el cuerpo sino que necesitamos mayor cantidad  y más rápido para poder mantener el ritmo. Volviendo el “mínimo necesario” efectivamente una cantidad insuficiente y convirtiendo la nuevas cantidades necesarias como el nuevo “mínimo”.

Un carro de carrera consume más recursos (gasolina, aceite, gomas, etc.) que un carro normal. Nuestros consumos en el presente equivalen al carro de carrera, mientras que nuestros abuelos consumían como un carro normal.





5 Esenciales para una vida saludable

Basado en esta lógica debemos llevar nuestros cuidado personal un paso más adelante. Así como aumentamos la velocidad y la intensidad en nuestro estilo de vida, también debemos aumentar la nutrición y la calidad de los nutrientes en nuestra dieta.

Comer es una necesidad, pero comer inteligentemente es un arte. —Francois de La Rochefoucauld (1613-1680)

Los siguientes 5 factores, los considero indispensable para poder llevar una vida saludable si tienes acceso a la tecnología necesaria para leer este artículo. Si estás leyendo esto en un dispositivo electrónico, entonces las probabilidades son que vives en el mismo mundo que yo y que necesitas cuidarte más para poder, no solo sobrevivir, sino prosperar en este nuevo sistema y estilo de vida el cual pide tanto de nosotros.





La naturaleza

Aparte del consumo de alimentos frescos y la actividad física es necesario entrar en contacto con la naturaleza si quieres vivir una vida activa, natural y saludable. Ir a la playa, al rio, al campo, al parque, tener contacto con el suelo o simplemente despegarse por completo un par de veces por mes de la vida convencional es altamente recomendado, esto le dará un descanso al cuerpo de un sinnúmero de factores que siempre nos están afectando muchas veces sin darnos cuenta.





Probióticos

Nuestra flora intestinal también se le conoce como probióticos. Éstos son una comunidad de miles de millones de “animalitos” los cuales se encargan de protegerte contra invasores y sustancias las cuales pueden ser dañinas. Protegerlos a ellos, te protege a ti ya que se encargan de producir vitaminas esenciales en el cuerpo, neurotransmisores, asistir en la digestión y componen hasta el 80% de tu sistema inmunológico; si estás en salud.





Multivitaminas

Un suplemento multivitamínico es una de las formas más fácil de rellenar los “hoyos” en la nutrición. Aunque no forman parte de un protocolo avanzado de salud, donde la suplementación es mucho más específica, éstos pueden ayudar a todo principiante o a cualquier persona que quiera tener un seguro sin tener que aprender demasiado sobre suplementos y nutrientes. Al buscar un multivitamínico opta por uno que contenga vitaminas, minerales, hierbas, enzimas y probióticos. Mientras más amplia la variedad de nutrientes, mejor.





Proteína (Aminoácidos)

Los suplementos de proteínas no son sólo necesarios para las personas que van al gimnasio, al contrario, éstos deberían ser consumidos por todo el mundo. Las proteínas son los bloques de construcción de los músculos así como la mayoría de los nutrientes en nuestro cuerpo. Las proteínas están hechas de aminoácidos. Los aminoácidos no sólo forman proteínas, también vitaminas, asisten en innumerables funciones metabólicas, son utilizados por el cuerpo para producir neurotransmisores y mucho más. Después de todo, los aminoácidos son nutrientes esenciales. Puedes optar por un suplemento que contenga los 9 aminoácidos esenciales o una proteína proveniente de suero de vaca, que sea “completa” y no una sustancia aislada.

Estas proteínas que se llaman “whey”, lo que quiere decir suero, son bastante buenas. El “suero” no es más que la parte líquida de la leche de la vaca. Si es posible optar por la versión orgánica, ya que la leche de vaca convencional contiene residuo de antibióticos, hormonas, organismo modificados genéticamente, pus y otros contaminantes. Incluso la versión convencional, es mejor que nada. Yo siempre digo:

Consumir vitaminas sintéticas o de baja calidad, es mejor que no consumir nada. Ya que la deficiencia prolongada de cualquier vitamina esencial conduce a trastornos graves incluyendo la muerte. — Alan Santana

Nota: La mejor fuente de nutrición son, y siempre serán, los alimentos. Alimentos frescos crecidos de forma natural sin el uso de pesticidas ni otro tipo de productos tóxicos. Con el problema de los suelos deficientes en minerales, la mala alimentación y malos hábitos en el estilo de vida, los suplementos pueden funcionar como de suma importancia para revertir enfermedades y promover la salud.





Superalimentos

Los superalimentos son la maravilla del siglo 21. Antes, culturas enteras dependían de sólo uno o dos superalimentos en su dieta completa. Por ejemplo, en México se consumía espirulina como fuente principal de proteína, mientras que los egipcios consumían noni. Los Chinos, que son especialistas en hierbas, disfrutaban de una gama más amplia de superalimentos, pero las bayas de goji era el principal de ellos, y así cada cultura tenía su superalimento indispensable para la salud.

Gracias a la tecnología podemos tener acceso a todos los superalimentos que se han utilizado por miles de años alrededor del mundo. Estos superalimentos son alimentos los cuales contienen tanta nutrición que no pueden ser calificados como hierbas medicinales o como simplemente alimentos. Agrega éstos a tu dieta y estarás actuando proactivamente para proteger tu salud.

Puedes ver muchos de nuestro superalimentos favoritos aquí, pero recomiendo el cacao, la espirulina, clorela, reishi, cáñamo, polen de abeja, maca, múcuna, sábila y todo lo que se te pueda antojar.

No comments yet.

Leave a Comment