Facebook Twitter RSS Reset

20 Mentiras que creíste gracias al Cine

1- “¡Tengo Amensia! Debo recuperar mis recuerdos!” 

Películas/Series: Todas las de la saga de Bourne, 50 Primeras Citas, Buscando a Nemo, Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos, etc 

Para empezar, aunque a veces puede dejar a alguien confuso durante ciertos lapsos de tiempo, un golpe en la cabeza no produce amnesia irreversible. Las causas, normalemente son ACVs, ataques al corazón, coágulos o infecciones. Y la consecuencia no es que la información en tu cerebro esté oculta hasta el momento indicado; en realidad, generalmente es bastante más serio que eso. Normalmente la persona con amnesia conserva intactas su personalidad y sus recuerdos a largo plazo, pero tiene una especie de punto fijo a la partir del cual no puede formar nuevos recuerdos. Es decir, como si tras un lapso de tiempo determinado, la memoria se reiniciara a un momento exacto de su vida, lo que los dejaría en un “eterno presente”. Síp, extrañamente el mejor ejemplo, aunque al final caiga en el error, sería Dory en “Buscando a Nemo”; o la excelente “Memento” de Christopher Nolan. 

20 Mentiras que creíste gracias al Cine 

2- “¡Quiero mi llamada! ¡Tengo derecho a una llamada!” 

Películas/Series: La ley y el orden, CSI, Matrix, en fin, casi toda película o serie policial. 

Bueno, es imposible no haber escuchado esta frase antes, en alguna película. Sin embargo, no existe ninguna ley que conceda el derecho a una llamada ni bien te arrestan, en la legislación norteamerican; o sea, que es puro invento de Hollywood. Es cierto que en algunas cárceles norteamericanas hay teléfonos que pueden ser usados uno quiera, siempre y cuando la persona con la que se comunique esté dispuesta a pagar por eso. Pero generalmente las llamadas son un privilegio que se gana a partir del buen comportamiento y que puede ser retirado quitado de un momento a otro. Incluso, si necesitás algo de afuera (medicina, por ejemplo) o llamar a tu abogado, es un oficial el que, normalmente, realiza el contacto. 

20 Mentiras que creíste gracias al Cine 

 

3- “¡Tiene convulsiones! ¡Métanle algo en la boca para que no se trague la lengua!” 

Películas/Series: Alien, House. M.D., ER, M.A.S.H., Grey’s Anatomy, etc 

 Debajo de la lengua hay una pequeña pieza de tejido llamada frenulum linguae que la mantiene en su lugar. Por otro lado, lo que se trata de impedir levantándole la cabeza al paciente es que se ahogue con su propia saliva o mucosidades. También introducirle algo duro en la boca, para que no se muerda la lengua y se la arranque es aún más peligroso para el paciente (hay más probabilidades de dañar los dientes, lengua o encías y hasta puede bloquear sus vías respiratorias, que es precisamente lo que se trata de evitar ) o para quien intenta ayudarlo(heridas serias en los dedos), que beneficioso. 

20 Mentiras que creíste gracias al Cine 

4- (¡Sock!) Golpe en la cabeza y te despertás un par de horas después en un lugar desconocido 

Películas/Series: Volver al Futuro, Pulp Fiction, Casino Royale, Héroes, Lost, etc 

Todo el mundo conoce a alguien que se golpeó la cabeza y perdió el conocimiento. Cuánto? Unos segudos? Uno, Dos minutos? Bah, un golpecito de nada, seguro pensaste. Bueno, lo que viste en las películas puede hacer que caigas en un error bastante serio en la vida real. Resulta que, cualquier experto te lo puede confirmar, si una persona permanece más de 5 minutos inconscientes, tenés que llamar lo más rápido que puedas una ambulancia ya que lo más probable es que tenga una concusión (las que luego tienen efectos acumulativos, o sea, cada vez que suceden los síntomas son más intensos ), una lesión cerebral severa o hasta una hemorragia interna (Hematoma Subdural Agudo, una de las heridas más letales). 

20 Mentiras que creíste gracias al Cine 

5- (¡KA-BUM!) Explosión gigante detrás, el Héroe sigue caminando/corriendo con actitud hacia la cámara. 

Películas/ Series: Syriana, The Punisher, Duro de matar, El pacificador, Misión Imposible 1 y 3, etc 

Salvo “The Hurt Locker”, en cualquier película de acción se repite esta escena. Puede ser que la causa sea una bomba, un misil o una fuga de gas, pero el héroe siempre (especialmente si es Bruce Willis) sale intacto. Vamos punto por punto, explosivos, como por ejemplo, el misil que cae detrás de Ethan Hunt en Misión Imposible III, producen una presión de alrededor de 1.5 millones de libras por pulgada cuadrada y la temperatura se eleva a más 3000°C. Los entendidos llaman a lo que le pasa un ser humano en estos casos, ruptura o desgarro corporal total. No suena esperanzador, ¿no? 

Pero, ¿y si la explosión no fue producida por Semtex o un Misil Predator, sino por una fuga de gas, por ejemplo? Bueno, en ese caso, nos enfrentaríamos, como mínimo, a una ruptura de tímpanos, órganos calcinados y contusiones/perforaciones en las entrañas. Los incrédulos pueden sacarse las dudas buscando en Google Images, pero recomiendo que no sea después de comer. 

6- “¡Ojo, tené cuidado con ese río de lava porque si la tocás te podés quemar!” 

Películas/Series: Indiana Jones, Viaje al Centro del Tierra, El Señor de los Anillos III, Star Wars Episodio III, Volcano, Dantes’s Peak, etc. 

Si ya sé que Anakin y Obi Wan son Jedis y pueden hacer lo que se les de la gana. Sin embargo, para el resto de nosotros, simples mortales: cualquiera que haya cocinado algo sabe que la parrilla no es lo único que se calienta, el aire también aumenta su temperatura enormemente en un proceso que se conoce como convección. Mientras más temperatura alcance lo que sea que está en combustión, mayor será la del aire su alrededor. Ahora, si el máximo de un horno de cocina es 250°C (y estoy hablando del Rey Horno, por decirlo así), y la lava oscila entre los 700°C y 1200°C (la temperatura a la que llega depende exactamente de la cantidad que haya), entonces pueden imaginarse que no hace falta estar en contacto con ella para automáticamente incendiarse. Normalmente, a una docena de pasos el ambiente es insoportable; un poco más y e instantáneamente entrarías en combustión, así : Zas!, sin tiempo de gritar “Adiós, mundo cruel” ni nada por el estilo. 

20 Mentiras que creíste gracias al Cine 

7- Rayos láser en las películas = Luz en cámara lenta 

Películas/ Series: Stargate, Star Treck, Star Wars, en fin, cualquier cosa que tenga la palabra Star en el nombre… 

Imaginate que sos un personaje en el universo de Star Wars y notás que alguien dispara un rayo láser en tu dirección. ¿Sabés que sería lo próximo que verías? Nada, simplemente te caerías al piso con un agujero en el pecho o la cabeza. Esto es porque un rayo láser es nada más que un haz de luz coherente emitida por un mecanismo que permite controlar su tamaño, forma y pureza. Así, si recordamos que en el vacío, la velocidad de la luz es de aproximadamente 300.000 km/s, entonces deberíamos entender que cualquier escena de guerra entre naves espaciales, debería verse como si estuvieran yendo de aquí para allá esquivándose y, de vez en cuando, alguna explotara, aparentemente de la nada. Raro, ¿no? Obviamente, resulta más fílmica la línea roja que viaja a 70 km por hora, así que mejor ni quejarse. 

20 Mentiras que creíste gracias al Cine 

8- “¡Me dieron! ¡Menos mal que traía mi chaleco antibalas!” 

Películas/Series: Volver al Futuro, The Kingdom, V for Vendetta, etc 

En realidad, esto no es del todo una mentira. Un chaleco antibalas del tipo de los que se puede llevar bajo la ropa, suele ser bastante efectivo para detener la mayoría de los disparos hechos con un arma de mano (pistolas, revólveres); pero cuando se trata de un fusil de asalto, la cosa no es tan sencilla. El modelo que usan las tropas norteamericanas, por ejemplo,(y acá me refiero a un modelo que pesa 15 kg y cuesta miles de dólares, conocido como Interceptor Body Armor) resiste solamente si el disparo fue hecho a una distancia mayor de 14 metros. Conclusión: en la vida Real, el final feliz de la primer parte de Volver al Futuro, no habría sido muy feliz que digamos. 

9- “Mátalo…¡No, no, espera! Ponele un silenciador al arma, si no vamos a despertar a todos los guardias.(Ptium!)Listo, vamos”. 

Películas: Duro de Matar 2, Sin lugar para los débiles, Stealth, Shoother, casi todas las películas de James Bond… Bah, en realidad, casi cualquier película de acción. 

¿Saben con que intensidad suena un el motor de un Jet? 140 Decibeles. Y ahora, ¿saben con qué intensidad suena la pólvora explotando en un arma? Créanlo o no, una pistola común, alcanza a 140 Decibeles. Es decir, que disparar sin ningún tipo de protección para los oídos les causa un daño que puede, incluso, llegar a ser permanente. Cualquiera que haya disparado o estado cerca de alguien que lo haya hecho, puede atestiguarlo. Un silenciador, por más que en Hollywood, aparentemente haga sonar un disparo como un escupitajo, tan sólo reduce los decibeles a 130 o, en el mejor de los casos, 120, lo que equivale al ruido provocado por un martillo hidráulico. Entonces, ¿para qué sirve ponerle un silenciador a una pistola o escopeta? En realidad, sí hace una diferencia: el silenciador es muy útil para ocultar de dónde viene específicamente el disparo o cuán lejos está su fuente, principalmente en ambientes abiertos y con algo de ruido. Como supongo que más de uno va a dudar de este punto en particular, dejo 2 videos al respecto. Si todavía no me creen, hagan la prueba y sufran por su cuenta: