Facebook Twitter RSS Reset

140.000 inmigrantes reciben planes y viven en villas en BsAs

140.000 inmigrantes reciben planes y viven en villas en BsAs

140.000 inmigrantes reciben planes y viven en villas en BsAs

Hay mayoría de extranjeros en las villas

Más de 140.000 ciudadanos de países vecinos reciben planes sociales en la Capital; cayó la migración desde el interior del país

140.000 inmigrantes reciben planes y viven en villas en BsAs

los últimos años, la reactivación económica en ciudades grandes y medianas -como Rosario y Córdoba, pero también como en Tandil y centros urbanos similares- comenzó a atraer a quienes antes buscaban mejorar su calidad de vida trasladándose hacia los asentamientos precarios de la Capital y el Gran Buenos Aires. Como contrapartida, funcionarios del gobierno bonaerense y de la administración porteña detectan un aumento de la presencia de extranjeros provenientes de países limítrofes en las villas del área metropolitana.

En la zona de Retiro, precisamente en las villas 31 y 31 bis, los extranjeros ya son mayoría entre los 26.403 habitantes censados por el gobierno porteño. Y el Ministerio de Desarrollo Social de la ciudad registró también una alta cantidad de extranjeros -más de 140.000 personas- entre los receptores de sus dos principales programas de asistencia social.

Al censar el año último las villas 31 y 31 bis, el gobierno porteño determinó que el 51 por ciento de los habitantes es extranjero. Al tomar en cuenta sólo la villa 31 bis se visualizó que el 64 por ciento nació en otro país. De esos porcentajes, en las villas de la zona de Retiro, el 52 por ciento es de origen paraguayo. Si se observa la franja etaria de los 20 a los 29 años, se obtiene que el 85 por ciento es extranjero, dato que avala la hipótesis de ese cambio en las migraciones en la Argentina, ya que se trata de recién llegados. El 38 por ciento de los pobladores de ambas villas llegó después de 2005.

Se calcula que también son mayoría en la inmensa villa 1-11-14, del Bajo Flores, donde se concentra la inmigración de origen peruano.

La facilidad para radicación de personas de países de América del Sur mediante el programa Patria Grande, que comenzó hace cuatro años, permitió poner cifras a la elección extranjera de buscar superiores condiciones sociales en la región metropolitana. Para obtener el beneficio de ese plan, los ciudadanos de las naciones vecinas sólo debían demostrar que vivían en la Argentina antes de 2006. El 84 por ciento, que significan 356.262 personas, declaró su domicilio en el Gran Buenos Aires o en la Capital. El porcentaje casi se mantiene (asciende apenas al 86 por ciento) en las radicaciones temporarias que emitió Migraciones entre 2007 y el mes último, fuera del programa Patria Grande.

Por cierto que no todas esas personas están en situación de pobreza o indigencia ni todas habitan villas o asentamientos. Pero son datos que permiten verificar la elección de la región metropolitana como punto de llegada de vecinos extranjeros. Como referencia adicional, puede consignarse que Misiones, con el 3 por ciento, es la, muy alejada, tercera preferencia de radicación. Fuera de esos números, funcionarios que trabajan con las problemáticas sociales ratifican en su experiencia de campo la modificación de las migraciones.

“Se da una mayor presencia de extranjeros en los asentamientos del conurbano. En el interior de la provincia es diferente. La idea que tiene aquel que llega a la situación de migrante es conseguir mejores posibilidades para la obtención de trabajo. Por eso pueden verse fenómenos nuevos, como en Tandil, una ciudad que tiene un impulso económico y que ahora tiene por primera vez asentamientos en su perímetro urbano, que es la mano de obra que absorbió la ciudad sin tener una capacidad de vivienda similar a su crecimiento en otros aspectos”, relató a LA NACION el subsecretario Social de Tierras bonaerense, Néstor Gualchi. Los cálculos provinciales marcan la existencia de unos 900 asentamientos con condiciones de vida precaria en el territorio provincial.

BENEFICIOS INMEDIATOS

En la Capital también es fuerte la presencia de extranjeros en condiciones de hábitat de pobreza e indigencia. “La población que atendemos en las calles, como en el plan contra el frío, tiene por lo general domicilio en el conurbano y junta cartones o hace changas menores durante parte de la semana en la ciudad. En las villas sí se observa una mayor proporción de ciudadanos de países limítrofes”, dijo María Eugenia Vidal, ministra porteña de Desarrollo Social. Su cartera tiene dos programas de asistencia en los que queda reflejada la alta proporción de extranjeros radicados en asentamientos precarios de la ciudad. El 46 por ciento de los beneficiarios del plan Ciudadanía son nacidos en países cercanos. Son cerca de 120.000 extranjeros los que son ayudados con una tarjeta de compra social para alimentos de la canasta básica o útiles escolares, con un monto individual que oscila entre los 200 y los 1000 pesos, de acuerdo con las necesidades de cada persona.

Los extranjeros también representan el 70 por ciento (cerca de 20.000 de los 26.000 subsidiados) entre los beneficiarios de los tickets sociales, otro programa de asistencia porteño, destinado a las madres de hogares en situación de pobreza y que consiste una chequera de 150 pesos para la compra de alimentos básicos.

140.000 inmigrantes reciben planes y viven en villas en BsAs

140.000 inmigrantes reciben planes y viven en villas en BsAs

No comments yet.

Leave a Comment