Facebook Twitter RSS Reset

13 bandas sonoras para escuchar incluso si no viste la pelí

13 bandas sonoras para escuchar incluso si no has visto la película

Jerry Goldsmith componía bandas sonoras para cine desde lo que llamaba sentido emocional. «Si estás musicalizando una escena de un hombre a caballo», dijo en alguna ocasión, «no musicalizas el galope, sino el miedo del jinete».

13 bandas sonoras para escuchar incluso si no viste la pelí

Con esa sencillez explicaba lo que en realidad era como en un western tener la mano sobre el revólver para desenfundarlo en el momento oportuno: meterle al espectador una bala que le atraviese un tiro de oreja a oreja.

Y solamente hay una oportunidad de jalar el gatillo, porque es la cantidad de veces que va uno a meterse a la sala de cine para ver una película. Difícilmente alguien que no quedó enganchado ceda una segunda oportunidad. Con una bala en el revólver, o se alcanza el objetivo o se le ha perdido para siempre. Estos trece soundtracks dieron justo en el blanco.

13 bandas sonoras para escuchar incluso si no viste la pelí

Aunque invariablemente habrá discusión en esta clase de antologías, vale mencionar que en este caso se restringió la selección a bandas sonoras de los últimos quince años.

A clásicos compositores como Wendy Carlos, John Williams o el propio Jerry Goldsmith, quienes no están incluidos aquí y son responsables de algunos de los soundtracks más memorables en la industria, se han ido añadiendo paulatinamente bandas sonoras que vale la pena escuchar aún si no has visto la película de la cual salieron.

Quizá los filmes siguientes no sean monumentos sempiternos del séptimo arte hollywoodense como Naranja Mecánica, La Guerra de las Galaxias o El Planeta de los Simios.

O quizás sí. Pero no se trata de juzgar las películas en sí, sino de apreciar la música original, que en las obras que se listan resulta fantástica para escuchar con audífonos de principio a fin.

It Follows (2014)



La cinta de terror que causa sensación en el mundo todavía no se estrena en México, se espera que llegue el 24 de julio, pero la tétrica electrónica de Disasterpeace, mejor conocido por musicalizar videojuegos, cautiva con sus opresivas atmósferas con un toque retro.