Facebook Twitter RSS Reset

10 tipos de consumidores de marihuana

Fumar hierba une a las personas, y en estas reuniones casuales conocemos a gente muy variopinta. Hoy hablamos de algunos curiosos personajes cannábicos que todos nos hemos tropezado en algún momento.

1 – El elitista

“Esta hierba es una mierda!”. Eso le dirá este personaje tan careta sea cual sea la calidad de sus cogollos. El fumador elitista siempre encuentra una manera de menospreciar su marihuana y poner en tela de juicio sus habilidades como cultivador. Normalmente presume de utilizar pipas de cristal swarovski y papel de fumar de oro de 24k. Probablemente le asalten deseos de machacarle la cabeza con el bong, pero no merece la pena. Ignórelo y relájese.

2 – El viejo rockero

Seguramente habrá conocido a ese señor de más de 50 años, padre de un buen amigo y con el que a veces comparte unas caladas. Los hay un poco paternalistas que le hablarán como si ellos hubieran descubierto la marihuana, pero en general son de conversación agradable y merecen el mayor de los respetos. Probablemente usted también fumará cannabis a su edad.

3 – El hippy (el de verdad)

Prepare el djembé y sintonice con el universo porque llega uno de los clásicos. Aunque el movimiento hippy terminó hace mucho tiempo, este personaje sigue anclado en el pasado, rememorando una época que él considera la más grande y espiritual. Se fumará cualquier cosa que le paséis, puede que vaya descalzo y os explicará cómo el champú está matando a todos los delfines.

4 – El deportista

Este consumidor de hierba es proactivo y en los casos más curiosos atribuye sus logros físicos a la marihuana. Antes de meterse en el mar a surfear o de salir a la montaña a correr, suele utilizar su vaporizador de cannabis para relajarse sin introducir humo en los pulmones. Esto le relaja y le permite concentrarse al máximo. En cualquier caso hay que tener una tolerancia bastante desarrollada para poder introducir la hierba en el deporte.

10 tipos de consumidores de marihuana

5 – El rata

Desgraciadamente es uno de los estereotipos más comunes y casi siempre acaba siendo muy molesto. Parte de la magia de la marihuana es que potencia las relaciones humanas cuando se comparte. Sin embargo el rata, aunque siempre se las ingenia para fumar por la cara, nunca tiene hierba para compartir. Si le pregunta responderá que sólo fuma de vez en cuando. Mantener alejado.

6 – El experto

Éste es el “sommelier” del cannabis. Aparentemente tienen un master en cultivo y consumo cannábico y no se impresionan fácilmente. En muchos casos son apasionados de las extracciones y es difícil que se coloquen con facilidad. Pueden ser una gran fuente de información, pero rara vez están abiertos a probar nuevos métodos o productos de cultivo. Suelen ser un poco pesados y en algunos casos no saben tanto como hacen creer.

7 – El novato

Todos han empezado siendo novatos. Si bien puede ser divertido fumar con alguien por primera vez, también pueden ser agotadores si no se manejan correctamente. Al igual que cualquier acto cultural, fumar marihuana tiene ciertos protocolos que un fumador novato no conoce. La mejor manera de lidiar con estas personas es ser paciente. No olvide que usted tampoco nació sabiendo utilizar un bong.

8 – El instructor

“Lo estás haciendo mal” ó “Hay demasiada agua en el bong” son algunas de las cosas que le repetirá este molesto individuo antes de haber empezado. Aunque las críticas constructivas son valiosas, no todo el mundo tiene por qué hacer las cosas de la misma manera. El instructor es una persona que tiene la necesidad de hacerse notar y reafirmar su posición de “consumidor veterano”. Es de mucha utilidad si hay un novato en el grupo.

9 – El filósofo

Fumar o no fumar, esa es la cuestión. El filósofo se coloca y viaja por su mente en búsqueda de respuestas a la existencia. Aunque suelen ser compañeros de reunión interesantes y divertidos, a largo plazo casi siempre resultan cansinos. Es desesperante tratar de tomar una decisión (pedir comida, ir a tomar algo,..) con alguien que en ocasiones no razona coherentemente. A pesar de lo dicho, es un personaje que en pequeñas dosis nos encanta.

10 – El comeorejas

No paran de hablar. Si le pasa el porro se apagará en sus manos con toda seguridad. Cuando le cuenta cualquier cosa.. apenas escuchan!! Sea como sea, ellos siempre tienen una anécdota mejor. La gente huye de ellos, pero siempre acaban al lado suyo “comiéndole la oreja”. Resignación.

Hay otros muchos personajes.. como “el babas” (que deja el porro lleno de saliva) o “el ingeniero” (que construye bongs con piezas de coches), etc. todos ellos enamorados de la misma planta.

10 tipos de consumidores de marihuana

No comments yet.

Leave a Comment