Facebook Twitter RSS Reset

+ 10 Si repudias el bochorno en La Plata

Estudiantes 1 – 0 Gimnasia (El escándalo del año)
+ 10 Si repudias el bochorno en La Plata
Siendo amante del futbol argentino no podía dejar pasar esta oportunidad para escribir un post sobre el bochornoso partido que disputaron Estudiantes y Gimnasia. Será difícil que en otro partido suceda lo que pasó en este amistoso de verano. Lo que era un partido de preparación terminó siendo titanes en el ring. Paremos la pelota y no nos lavemos las manos los amantes del futbol, quienes realmente tendrian que promover el cartel de ” No a la violencia ” dan este ejemplo a los hinchas . Ellos que ganan miles de pesos más que nosotros que nos levantamos todos los días a las 8 de la mañana y trabajamos dia y noche como perros, ellos que deberian brindar un gran espectaculo y dejar los ojos de los hinchas satisfechos, arman el bochorno que armaron en el partido de ayer y no se soluciona esto con que salgan los jugadores a decir que estan arrepentidos, ni que lo sancionen con 5 o 10 fechas. Hay que parar la pelota y cambiar las reglas del futbol argentino con sanciones más estríctas no solo para los hinchas, sino también para los arbitros y jugadores. El futbol argentino está de luto y ya a nadie le importa si perjudica a un rival con el solo hecho de conseguir una victoria. Todo se volvió resultadista y no importa como se gane , si se jugó bien o se jugó mal, ganar y solo ganar es la meta… Paremos la pelota hinchas, jugadores y arbitros y tratemos de cambiar como sociedad respetando al adversario , jugando al futbol , no viendoló como a una guerra … En el futbol se gana, se empata o se pierde … sepamos perder … Decile no a la violencia en el fútbol!!!
+ 10 Si repudias el bochorno en La Plata
El fútbol de verano se despidió con otro escándalo. Un vergonzoso final con una batalla campal entre jugadores de Gimnasia y Estudiantes, en la que se vieron trompadas y patadas criminales a un rival que estaba tirado en el piso. Semejante barbaridad, ocurrida cuando se jugaba el cuarto minuto de descuento, obligó a la suspensión del encuentro. “La vergüenza ya pasó, seamos adultos, saluden a la gente y terminemos con esto”, les dijo el árbitro Silvio Trucco a los capitanes Lucas Licht y Leandro Desábato.

Deliberaron durante varios minutos para definir si se iban juntos de la cancha, de hecho enfilaron hacia el vestuario en conjunto pero el plantel de Estudiantes regresó a festejar con sus hinchas. Una provocación insólita e innecesaria que reavivió la bronca en Gimnasia, tanto que Favio Fernández, ayudante de Pedro Troglio, regresó al campo de juego junto con otros miembros de Gimnasia. “Quedamos en salir todos juntos y después Alayes sale a buscar la Copa y los jugadores van a festejar con los hinchas. Nos toman el pelo”, dijo Fernández.

Estudiantes ganaba 1-0, con gol de Carlos Auzqui en el primer tiempo. El partido, de bajo vuelo, sólo había tenido en el campo de juego una tremenda patada en la cabeza de Álvaro Pereira a Facundo Oreja, que derivó en la roja para el defensor de Estudiantes y la salida del jugador de Gimnasia en ambulancia, conmovido por el golpe, aunque no debió ser internado. Había intensidad pero no se presagiaba semejante desastre. La (errónea) decisión de Trucco de expulsar a Enrique Bologna, por entender que tocó la pelota con la mano fuera del área, encendió la mecha.

Y todo se desmadró cuando Ascacíbar le dio un patadón a Antonio Medina en un contraataque, que derivó en la roja para el jugador de Estudiantes. El propio Medina se trenzó primero con Israel Damonte. Y allí comenzó la batalla, todos contra todos entre jugadores y colaboradores de ambos equipos. Damonte terminó con un corte en el pómulo derecho, y Mariano Andújar primero se peleó con Nicolás Mazzola, a quien luego se le sumaron Roberto Brum y Maximiliano Coronel. El arquero de Estudiantes, en inferioridad, cayó al piso y Mazzola le dio varias patadas, hasta que Licht llegó para frenar a sus compañeros.

Ese fue apenas uno de los focos de violencia en una batalla que duró un minuto, pero pareció eterna. “Fue una vergüenza para nosotros. Le pegaron a Israel una piña en la cara, lo lastimaron y después se arruinó todo”, dijo Andújar. El propio Damonte admitió: “Fue una vergüenza lo que se vio. En el medio del tumulto me pegan una trompada de boliche. No me la esperaba, estaba separando y me pegaron en el ojo. Después la reacción mía, que estuvo mal”. Y Licht, sin autocrítica, usó al árbitro como chivo expiatorio. “Se le escapó a Trucco, la expulsión de Bologna no fue, es una vergüenza, se terminó picando mucho”.

En la cancha se vieron tres expulsiones, pero al cierre de esta edición, Trucco elaboraba el informe que deberá presentar ante el Tribunal de Disciplina por los incidentes. Del tenor de lo que volcará el árbitro dependerán las sanciones que les aplicarán a los futbolistas. Si las suspensiones llegaran a ser de cuatro fechas o más, los jugadores deberán cumplirlas en partidos oficiales.

+ 10 Si repudias el bochorno en La Plata