Facebook Twitter RSS Reset

10 películas que no sabías que estaban basadas en cómics

10 películas que no sabías que estaban basadas en cómicsGIF

10 películas que no sabías que estaban basadas en cómics



¡Pow, bang, boom, smash, zap!, son algunos de los sonidos que, con una palabra, se trataban de imitar dentro de los cómics, colocándolos en viñetas que aumentaban su valor expresivo en conjunto con el tamaño y color de sus letras, características que le daban sentido a estas imitaciones de sonidos, ruidos o fenómenos en texto.

10 películas que no sabías que estaban basadas en cómics

Las onomatopeyas iban casi siempre acompañadas de signos de exclamación; estos fonosimbolismos podían indicarnos, con un humor gráfico, que nuestro superhéroe favorito había golpeado a un terrible villano, que un policía de Ciudad Gótica había disparado un arma de fuego o que una bomba había hecho explotar todo un arsenal.

10 películas que no sabías que estaban basadas en cómics

Estos relatos en forma de series de dibujos con o sin texto, pueden abarcar desde una sola página hasta un libro completo; sin duda, han sido un parteaguas en el mundo de la narrativa ilustrada, pues los cómics, historietas y manga, como los que son creados en Japón, se consagraron como el pedazo de papel que un niño siempre traía consigo para hacer volar su imaginación mientras corría, saltaba e intentaba volar al ritmo de las onomatopeyas.

10 películas que no sabías que estaban basadas en cómics

Además de ser una tradición, este modelo narrativo se convirtió en la inspiración de muchos proyectos artísticos, por ejemplo, del cine, el cual extraía de estas historias dibujadas los argumentos, personajes y tramas de una película.

Y aunque ya conocemos bastantes cintas creadas a partir de cómics, como “Batman”, “Spiderman” y “Los Vengadores”, existen otras que no imaginábamos que venían de alguna historieta.

10 películas que no sabías que estaban basadas en cómics

10.

“A History of Violence” (2005)

10 películas que no sabías que estaban basadas en cómics

Este título surge de un cómic creado en 1997 por John Wagner, el cual cautivó a David Cronenberg, el director de cine que en 2005 produjo una estupenda película basada en esta historieta y para el qué eligió a Viggo Mortensen para interpretar el papel principal.