Facebook Twitter RSS Reset

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

Gran parte de lo vemos en el cine no es más que pura ficción. Que un ser humano no pueda convertirse en una mole verde y musculosa, como Hulk, es algo de lo que evidentemente estás muy consciente. Pero existen muchas películas con escenas bastante cotidianas y que parecen muy posibles, cuando en realidad no es así. A continuación te explicamos por qué cosas como atravesar un cristal o salir ileso en un tiroteo apocalíptico, solo son parte de las falacias que nacieron gracias al cine.

1 – Es posible salir caminando como en una pasarela frente a una enorme explosión.

Es un recurso bastante socorrido para hacer que el héroe parezca un sujeto duro. En la vida real, las grandes explosiones (especialmente las que implican fuego) generan lo que conocemos como “onda de choque”, que no es otra cosa que al aire siendo perturbado por una enorme presión a gran velocidad, a más de 1000 km/h, derribando todo lo que encuentra a su paso. Además, no es la explosión en sí la que causa la mayor parte del desastre, el mérito por la devastación es más de la onda de choque. Este recurso podemos apreciarlo en X-Men orígenes y Django desencadenado.

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

2 – Es posible huir de una explosión en un túnel por una salida lateral.

En Día de la independencia (1996), la novia de Will Smith (Vivica A. Fox), un niño (Ross Bagley) y, de último momento y con un gran salto, un perro; escapan de un torrente de fuego entrando a una puerta lateral del túnel. Totalmente falso. La velocidad de reacción de un ser humano o de un animal es mucho menor que la velocidad a la que detona, por ejemplo, la gasolina; que es de 1680 metros por segundo. Además, la onda de choque y el fuego no siguen una línea recta, sino que se dividen alcanzando todo el ambiente y, en consecuencia, consumiendo el vital oxígeno sin el cual ninguno de los tres podría haber sobrevivido.

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

3 – Es fácil escapar de un intenso tiroteo y salir ileso.

Piensa desde una perspectiva matemática: si una ametralladora dispara 600 rondas por minuto, cada una de estas impulsada a más o menos la velocidad del sonido – el récord de Usain Bolt en 100 metros planos es de 10.43 m/s. Sin tener un conocimiento previo de la trayectoria de los disparos, es prácticamente imposible lograr esquivar cada uno de los disparos. ¿Dónde la veo? 007 – Quantum of Solace.

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

4 – Las bombas tienen un enorme cronometro.

Piensa bien: Si fueras un terrorista, ¿por qué diablos avisarías a las autoridades el tiempo que le queda a la bomba para que explote? En nuestros días, muy pocos explosivos tienen visor de tiempo. Pero este cliché tiene un origen bastante realista: en el pasado, los dispositivos explosivos se fabricaban a partir de relojes despertadores. Actualmente son hechos con celulares, accionados con un temporizador o a través de una llamada. En Batman: el caballero de la noche asciende tienes un claro ejemplo.

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

5 – Un arma con silenciador no hace ruido.

Un silenciador, a diferencia de la creencia popular, sirve para que los gases de la ignición se disipen y enfríen, reduciendo el sonido de la explosión, no eliminándolo. La reducción no es demasiada: en promedio, unos 30 decibeles. Y la bala conserva ese sonido tan característico, proveniente de su desplazamiento a gran velocidad. La saga de películas del agente 007 ha ayudado a difundir esta mentira como una verdad.

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

6 – El cloroformo desmaya a cualquier persona al instante.

En la ficción, empapar un tejido con esta sustancia y llevarlo a la nariz de una persona es suficiente para que pierda el conocimiento. En la vida real, el “apagón” puede tomar entre cinco y diez minutos. Un error en la dosis de cloroformo puede ser fatal: 10 ml serían suficientes para frenar el sistema respiratorio de la víctima. Además, el cloroformo es de fácil evaporación. De nada le serviría al villano mojar el paño con antelación. En Vicky Cristina Barcelona, y en muchas otras películas, puedes reconocer este cliché totalmente falso.

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

7 – Es totalmente posible invadir la sala de embarque de un aeropuerto.

Ya conoces la escena: el galán corre por el aeropuerto a toda velocidad para despedirse de su amada antes de que despegue. Si se te ocurriera hacer algo parecido, sería bueno que llevaras dinero y tu pasaporte. Solo adquiriendo un boleto podrás acceder al área de embarque. Una invasión a la fuerza amerita una respuesta enérgica (y hasta letal) por parte de las autoridades.

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

8 – Conducir conversando con el pasajero no causa accidentes.

Una charla animada y el intercambio de miradas son perfectos para amenizar la escena en un automóvil, pero es un terrible ejemplo para el público. Un periodo de distracción de apenas 5 segundos conduciendo a 90 km/h puede provocar que manejes “a ciegas” unos 120 m. Un estudio publicado en New Scientist apunta a que la presencia de pasajeros aumenta en un 60% las probabilidades de tener un accidente. En Scream 4 hay una escena típica.

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

9 – Un golpe en la nuca desmaya a cualquiera.

Resulta muy poco probable derribar a alguien con un golpe en la nuca. Lo que provoca la inconsciencia no es el lugar de impacto, y sí la aceleración y desaceleración del cráneo. Se requiere que el cerebro se sacuda, provocando una torsión en una zona conocida como formación reticular. Esta área es responsable por mantenernos despiertos o dormidos. En Indiana Jones y la última cruzada se recurre a este cliché cada vez menos utilizado.

10 mentiras del cine popularizadas como verdadGIF

10 – Si te llevas un tiro en la cabeza, caes hacia el frente.

Si algún personaje termina recibiendo un tiro en la cabeza perfectamente puede caer hacia el frente. El impacto de una bala conlleva una fuerza tan terrible que la cabeza es impulsada hacia atrás con una violencia descomunal, arrastrando al resto del cuerpo. El impacto de una bala, de forma general, es equivalente a 1 tonelada por centímetro cuadrado. En Sin City, El club de la pelea y Se busca tienes varios ejemplo clásicos.

10 mentiras del cine popularizadas como verdad

FIN DEL POST

No comments yet.

Leave a Comment