Facebook Twitter RSS Reset

10 formas de perder peso sin siquiera intentarlo

INTRODUCCIÓN

No perderás grasa acostado en el sofá. Pero, tampoco necesitas entrenar dos horas diarias y comer solo ensaladas. Los siguientes tips se adaptan perfecto en su apretado horario, y está comprobado que funcionan para bajar la panza.

1.- TÓMATE UNA SELFIE

Resulta que las selfies son muy inteligentes. Tomarte una foto de cuerpo completo una vez a la semana puede ayudarte a perder 2.6% de tu peso corporal en cuatro meses, sugiere un nuevo estudio español. Para un tipo de 90 kilos, son 2.6 kilos, solo por tomarse algunas fotos en el baño.

Los autores del estudio aseguraron que ver disminuir tu cintura semana a semana, funciona como un recordatorio de que comer saludablemente e ir al gimnasio valen la pena.

2.- HAZ INTERVALOS EN VEZ DE CARDIO

No necesitas hacer más ejercicio, solo entrenar inteligentemente. Según un estudio griego, la gente que realizó entrenamientos de alta intensidad con su peso corporal durante ocho meses, perdieron 2.5 centímetros más de grasa abdominal que la gente que corrió durante el mismo tiempo en una caminadora.

Los investigadores aseguran que los entrenamientos de intervalos, provocan que tu cuerpo sigua quemando calorías mucho tiempo después de que te fuiste del gimnasio.

3.- COME, LUEGO COMPRA

Antes de ir al supermercado, cómete una manzana. Un estudio reciente de la Universidad de Cornell encontró que la gente que comió una pieza de fruta antes de ir de compras, compraron menos comida chatarra, que la gente que comió galletas antes de ir a comprar la despensa.

Los autores del estudio aseguran que comer un snack saludable inconscientemente te lleva por el buen camino, o sea, al pasillo de las frutas y las verduras.

4.- JUEGA TETRIS

Acomodar bloques puede bloquear tus antojos. En un estudio de 2015 de la revista Addictive Behaviors, la gente que jugó Tetris durante 3 minutos redujeron sus antojos un 20%. Los autores del estudio aseguraron que el juego pone tu enfoque cognitivo en otro lado, distrayéndote de tus ganas de correr a la máquina de golosinas.

5.- MONITOREA TU PROGRESO

Pesarte regularmente puede ayudarte a bajar algunos kilos, según un estudio del Journal of Obesity. Los investigadores descubrieron que la gente con sobrepeso, quienes se pararon en una báscula diariamente perdieron dos kilos y medio en un año, en comparación con la gente que no se pesó en lo absoluto, quienes solo perdieron medio kilo.

Los autores del estudio aseguran que darse cuenta de los resultados de tu esfuerzo, en forma de número en la báscula, te ayuda a llevar un control de lo que te sirve y lo que no, para que puedas tener éxito en tu lucha contra el sobrepeso.

6.- TOMA CAMINATAS DE 30 MINUTOS

Un estudio chino indica que si no haces ejercicio, una caminata de tan solo 30 minutos diarios te pueden ayudar a perder cuatro centímetros de cintura en solo 12 semanas. Eso es casi una talla de pantalón y casi no habrás sudado una gota.

7.- GUARDA ALMENDRAS EN TU CAJÓN DE LA OFICINA

El antojo de media tarde puede llevarte a una bomba de azúcar en la máquina de golosinas de la oficina, echando a perder tu dieta. Pero, si te preparas para cuando el antojo te ataque, será mucho más fácil apegarte al programa alimenticio.

Mantén un bote de almendras en tu escritorio. Según una investigación del Journal of the American Heart Association, cambiar nueces por snacks llenos de carbohidratos como muffins, te ayudarán a perder casi un centímetro de cintura en solo seis semanas.

8.- RESPIRA ENTRE CADA BOCADO

Un estudio japonés sugiere que comer más despacio puede ayudarte a estar más delgado.

Los investigadores aseguran que masticar la comida lentamente, le da a tu cerebro más tiempo para darse cuenta que estás lleno, así que finalmente terminas comiendo menos. Sin embargo, no es solo eso: cuando comes despacio, el nivel de azúcar en la sangre sube de manera más controlada, en vez de tener un pico como si devoraras tu comida. Esto puede ayudarte a regular tu apetito durante el día y la manera en la que tu cuerpo almacena y usa el combustible. Haz una o dos inhalaciones profundas entre bocado para lograrlo.

9.- TOMA UNA SIESTA

Un estudio de la Universidad de Stanford sugiere que dormir es crucial para tener tu apetito bajo control. Los científicos descubrieron que la falta de sueño activa la producción de ghrelina, una hormona que estimula el apetito y disminuye los niveles de leptina, una hormona que le dice a tu cuerpo cuando estás lleno.

10.- COME PIZZA LOS DOMINGOS

Si tienes problemas para apegarte a una dieta estricta, intenta añadir un día de descanso a tu plan. Una investigación portuguesa encontró que los hombres a dieta que se dan un día de descanso a la semana pierden el mismo peso que los que se mantienen a dieta 24/7, sin embargo los que se dan el día de descanso se mantienen más motivados.

Los investigadores indicaron que la posibilidad de poder comer su comida chatarra favorita un día a la semana, hace que los esfuerzos por perder peso sean más disfrutables y sostenibles. Y, siempre y cuando, mantengas las porciones razonables, no echarán a perder el trabajo duro que inviertes el resto de la semana.

No comments yet.

Leave a Comment